‘BILLY ELLIOT, EL MUSICAL’: AL RITMO DE ELTON JOHN, DAVID SERRANO NOS BRINDA UN SENSACIONAL MONTAJE EN EL QUE BRILLAN SUS JÓVENES PROTAGONISTAS

CALIFICACIÓN.- EXTRAORDINARIA: 9’5

Ayer, en el Nuevo Teatro Alcalá, tuvo lugar el estreno de ‘Billy Elliot’, uno de los acontecimientos teatrales más esperados de la temporada. David Serrano es el encargado de adaptar y dirigir este montaje que cuenta con una impresionante puesta en escena y un reparto de lujo en el que encontramos nombres tan consagrados como los de Natalia Millán, Carlos Hipólito, Adrián Lastra, Mamen García o Alberto Velasco. Todos ellos están magníficos, pero son los más pequeños los que se llevan las grandes ovaciones de la función, sobre todo, Pau Gimeno, espléndido en la piel de Billy Elliot, y un genial Beltrán Remiro encarnando a Michael, su mejor amigo.
billy_elliot_escena_13-3

Imagen espectacular de todo el elenco de ‘Billy Elliot’. Fotografía: Javier Naval

Tras once años de enorme éxito en el ‘West End’ de Londres y seis en Broadway, ayer por fin se estrenaba en Madrid ‘Billy, Elliot, el Musical’ ante el clamor de los espectadores que llenaban el ‘Nuevo Teatro Alcalá’, engalanado y reformado para acoger uno de los musicales más espectaculares que existen ahora mismo en el mundo entero. David Serrano, uno de los grandes de nuestro teatro, es el encargado de adaptar y dirigir, de forma magistral, ‘Billy Elliot’ y, visto lo visto, podemos augurar un prometedor recorrido a este musical. Una grandiosa puesta en escena y una magnífica dirección de actores, -entre ellos, muchos niños-, se conjugan con la espléndida partitura de Elton John para lograr un excepcional montaje que nada tiene que envidiar a los de Londres o  Broadway. El Teatrero analiza las claves del que va a ser uno de los grandes éxitos de la temporada:

Sigue leyendo

Anuncios

ADRIAN LASTRA, UN DISCURSO MUY POCO CONVINCENTE

CALIFICACIÓN.-   NOTABLE: 7

Tenía muchas expectativas depositadas en la adaptación de ‘El discurso del rey’. Sin embargo, tras asistir al estreno, tengo que confesar que me ha dejado un tanto frío. No es que sea  una mala obra, ni mucho menos, simplemente creo que se le podía sacar más de rendimiento a la maravillosa historia de Jorge VI. Y más, tratándose de una producción del Teatro Español y con la dirección de  Magüi Mira, por la que siento una enorme admiración.

Roberto Álvarez, Adrián Lastra y Ana Villa en una de las escenas más importantes de la obra.

Sigue leyendo