‘UNA VIDA AMERICANA’: SOBERBIA INTERPRETACIÓN DE CRISTINA MARCOS EN UNO DE LOS MONTAJES MÁS ATRACTIVOS Y SUGERENTES DEL MOMENTO

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8’3

Hasta el próximo cuatro de marzo se puede ver en el Teatro Galileo ‘Una vida americana’, una magnífica obra escrita por Lucía Carballal y dirigida por Víctor Sánchez Rodríguez. Cristina Marcos, maravillosa en la piel de Paloma, está al frente de un espléndido reparto que completan Esther Isla, Vicky Luengo y César Camino. Uno de los puntos fuertes del montaje es la puesta en escena que gira en torno a la brillantísima escenografía de Alessio Meloni.

Estéticamente, muy hermosa; a nivel interpretativo, impecable, y un texto imprevisible con grandes dosis de emoción. Así es ‘Una vida americana’, una de las obras más sugerentes que existen actualmente en la cartelera madrileña. La historia se localiza en un precioso bosque de Minnesota. Hasta allí viajan Paloma y sus dos hijas;  Linda (la mayor) y Robin (la pequeña), con el objetivo de reencontrarse con el padre de estas, un estadounidense (Warren) al que ella conoció en Madrid, en los años ochenta, y del que se enamoró perdidamente. Pero el sueño americano se truncó pronto para ellas. Warren les prometió que se iban a ir a vivir todos juntos a EEUU pero no fue así. Él las abandonó cuando Linda tenía apenas 10 años y regresó a su país de origen. Desde entonces, ellas han vivido en el madrileño barrio de Tetuán y Linda sigue  traumatizada por la ausencia de la figura paterna. Veinte años después, ella ha decidido ajustar cuentas con él, aunque su madre Paloma no está muy de acuerdo e intenta protegerla de un encuentro demasiado arriesgado dada la vulnerabilidad de su hija.

Sigue leyendo

Anuncios

LAS CINCO RAZONES POR LAS QUE NO TE PUEDES PERDER EL “TARTUFO” DE ALEJANDRO ALBARRACÍN

CALIFICACIÓN.- MAGNÍFICA: 8’5

El Teatro Infanta Isabel acoge hasta el 1 de Octubre ‘Tartufo, el Impostor’, una nueva versión de la mítica obra de Molière que, en este caso, corre a cargo de Pedro Víllora, y que cuenta con la magnífica dirección de José Gómez-Friha. Un espectacular Alejandro Albarracín se mete en la piel de tan insigne personaje, y está flanqueado para la ocasión por Esther Isla, Lola Baldrich y Vicente León, entre otros. El Teatrero te da las cinco razones por las que no te puedes perder una de las mejores obras que hay ahora mismo en la cartelera madrileña.
tartufo-teatro-cartel

Cartel de ‘Tartufo, el impostor’ con una espectacular foto de Alejandro Albarracín.

1. GENIAL ESTHER ISLA, NOMINADA A LOS MAX COMO MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

El primer motivo por el que tienes que ver ‘Tartufo’ es por la extraordinaria actuación de Esther Isla dando vida a la criada, Dorina. La actriz, que está absolutamente genial durante toda la obra, se gana el favor del público desde su primera aparición con su enorme descaro y su asombrosa vis cómica. Esta mujer es un animal escénico,  una de esas actrices que se come el escenario y de la que no puedes apartar la mirada mientras esté ahí subida -aún a riesgo de eclipsar al resto de compañeros-. Sus discusiones con Orgón (Vicente León) son especialmente hilarantes, de lo mejor de la obra. No es de extrañar, por tanto, su nominación a los Max como Mejor Actriz de reparto. Finalmente, Esther no consiguió el premio, pero ni falta que le hace. Ella se lleva cada tarde la ovación de los espectadores que llenan el Infanta Isabel. 

Sigue leyendo

ESTHER ISLA Y MARIÁN AGUILERA DESLUMBRAN EN EL ‘TARTUFO’ DE VÍLLORA Y GÓMEZ-FRIHA

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8’5

El Teatro Fernán Gómez acoge hasta el 11 de diciembre ‘Tartufo, el Impostor’, una nueva versión de la famosa obra de Molière que, en este caso, corre a cargo de Pedro Víllora y que cuenta con la magnífica dirección de José Gómez-Friha. Rubén Ochandiano encarna brillantemente a tan insigne personaje y está flanqueado, de forma magistral, por Esther Isla, Marián Aguilera y Vicente León, entre otros.
ochandiano

Rubén Ochandiano da vida a Tartufo El Impostor

Difícil, muy difícil es adaptar un clásico como ‘Tartufo’ y que te pueda llegar a sorprender. Te puede gustar, eso sí, por supuesto, incluso te puede encantar, pero el efecto sorpresa no se consigue fácilmente. Por eso tiene aún más mérito esta versión de Pedro Víllora que ha hecho un trabajo espléndido adaptando la mítica obra de Moliére a los tiempos modernos y mostrándonos a Tartufo como un especulador a la manera de los bancos, como uno de esos corruptos de hoy en día o como un mercenario de los sentimientos, capaz de traicionar a su propio ‘hermano’ con tan de conseguir su ansiado fin. En definitiva; un auténtico estafador. 

Sigue leyendo