‘SCRATCH’: SOBERBIOS JAVIER LARA Y FERNANDO DELGADO-HIERRO DANDO VIDA A DOS HERMANOS EN UN POTENTE Y ROMPEDOR DRAMA EXISTENCIAL CON TINTES FANTÁSTICOS

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8’2

Javier Lara es el autor de ‘Scratch’, un texto original y muy potente, centrado en la vida de dos hermanos, que se estrenó en el FRINJE 2016. El mes pasado regresaba a NAVE 73 y, dada la gran acogida, ha prorrogado treinta días más, representándose los miércoles a las 20:30. ‘Scratch’ es una historia de superación y crecimiento que está protagonizada -de forma sensacional- por el propio Javier Lara y por el joven Fernando Delgado-Hierro, quienes nos brindan un magnífico duelo interpretativo. Carlota Gaviño, Carlos Aladro e Íñigo Rodríguez-Claro son los encargados de poner en escena esta obra onírica que está cosechando un gran éxito de crítica y público. 
captura1

Preciso el cartel de ‘Scratch’ con Javier Lara sustentado a Fernando Delgado-Hierro

Sigue leyendo

FASCINANTE ‘LA TERNURA’: ALFREDO SANZOL HACE ALARDE DE TALENTO E IMAGINACIÓN EN LA QUE YA ES, PARA MUCHOS, LA MEJOR OBRA DEL AÑO

CALIFICACIÓN: EXTRAORDINARIA: 10

Esta noche tiene lugar en ‘La Abadía’ uno de los grandes estrenos de 2017; ‘La Ternura’ de Alfredo Sanzol, que se representará hasta el próximo 4 de junio. Inspirándose en el universo mágico de las comedias de Shakespeare, el dramaturgo pamplonés nos regala una obra realmente espléndida protagonizada por Juan Antonio Lumbreras, Elena González, Javier Lara, Natalia Hernández, Paco Déniz y Eva Trancón. Los que estuvimos ayer en el ensayo general caímos rendidos una vez más ante la genialidad de este hombre que no deja de sorprendernos en cada uno de sus trabajos.  
FOTO LA TERNURA

Una de las escenas más divertidas de ‘La Ternura’ con los seis protagonistas, apilados unos encima de otros.

Salgo de ver ‘La Ternura’ y tengo la necesidad imperiosa de plasmar sobre un papel la cantidad de sensaciones que me han hecho sentir Alfredo Sanzol y estos seis magníficos actores. Diversión, alegría, emoción, locura, fascinación, admiración y, por supuesto, mucha ternura. Es increíble lo que hace el dramaturgo en este montaje, la capacidad que tiene para crear y desarrollar la historia, el talento para ponerla en escena de una manera tan excepcional, y esa desbordante imaginación, al alcance tan solo de unos pocos elegidos. 

Sigue leyendo

“TODO EL TIEMPO DEL MUNDO”: MESSIEZ NOS HECHIZA CON UNA HISTORIA FASCINANTE Y ONÍRICA AUNQUE EXCESIVAMENTE CONFUSA

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8,5

¿Qué pasa si algo que ocurrió en nuestro pasado lo olvidamos y ningún testigo lo recuerda? Esta es la premisa de la que parte Pablo Messiez en “Todo el tiempo del mundo”, una obra escrita y dirigida por él y que está inspirada libremente en la vida de su abuelo. Iñigo Rodríguez-Claro encarna al personaje protagonista, el señor Flores, ofreciéndonos una brillantísima interpretación.  Le acompaña un excelente grupo de actores entre los que destacan la maravillosa María Morales y Javier Lara. “Todo el tiempo del mundo” se representa en la sala Max Aub del Matadero hasta el próximo 18 de diciembre. 
todo-el-tiempo

Iñigo Rodríguez-Claro y María Morales en una de las escenas más conmovedoras de la obra. Fotografía: Vanessa Rábade

“Todo el tiempo del mundo” me ha dejado una sensación un tanto contradictoria. Ante todo salgo fascinado por la magia de la historia de Messiez;  por ese maravilloso personaje basado en su abuelo-el señor Flores- y por esa atmósfera tan onírica que allí se crea y que traspasa los límites meramente de una sala de teatro. Por tanto, son muchos los factores que hacen de ella, una obra verdaderamente excepcional y que me reafirman, una vez más, en catalogar a Messiez como un auténtico maestro a la hora de construir universos propios. Sin embargo, hay un factor que enturbia “Todo el tiempo del mundo” y que hace que no llegue a ser ese montaje tan redondo que podría haber sido: El desarrollo de la historia me parece -por momentos- excesivamente confuso. En una historia tan personal y llena de matices y emociones -como la creada por Messiez- he echado en falta una estructura más compacta y directa de cara al público. Quizás era eso lo que pretendía el autor; esa ambigüedad y esa confusión, pero yo particularmente me he salido de la trama en varias ocasiones y tenía que hacer el esfuerzo constante de volver a la misma. A pesar de todo, “Todo el tiempo del mundo” es un relato muy potente y embriagador con el que Messiez nos hechiza. 

Sigue leyendo