‘ESCAPE ROOM’: UNA COMEDIA GORE MUY DIVERTIDA QUE ABORDA LAS RELACIONES DE PAREJA Y QUE FUNCIONA COMO EL MECANISMO DE UN RELOJ

CALIFICACIÓN.- NOTABLE: 7’5

“ESCAPE ROOM” es una de las mejores comedias que hemos visto en lo que va de año. Tras arrasar en Barcelona donde ha cosechado una gran éxito durante una temporada completa, ahora acaba de aterrizar en el Teatro Fígaro de la capital. Joel Joan y Héctor Claramunt han escrito una obra muy inteligente que combina todos los tópicos de las relaciones de pareja, del suspense y del humor gore. Uno de los grandes aciertos del montaje es el reparto compuesto por cuatro fantásticos actores que dominan la comedia como pocos: Marina San José, Antonio Molero, Kira Miró y Leandro Rivera. Las risas están aseguradas. 
escape-room32

Marina San José, Leandro Rivera y Kira Miró en una de las escenas de la obra.

La historia comienza cuando Edu quiere presentar a su novia Marina a una pareja de amigos suyos (Rai y Vicky). Para este primer encuentro organiza algo que está muy de moda: un juego de escape room en un local del barrio de Lavapiés, donde recientemente se ha encontrado -en un contenedor- el cadáver de un hombre descuartizado. Los cuatro amigos se piensan que les espera una velada muy divertida para pasar el rato, poner a prueba su inteligencia y para reírse un poco. Pero, nada más lejos de la realidad. En cuanto la puerta de la habitación se cierra herméticamente y transcurre la cuenta atrás, empiezan a suceder cosas muy extrañas. Salir de aquel ‘escape room’ no será nada fácil, y el juego se convertirá en un infierno que pondrá a prueba la relación de los cuatro personajes hasta límites insospechados. 

Joel Joan y Héctor Claramunt han hecho un trabajo magnífico porque es evidente que la comedia funciona como el mecanismo de un reloj. A lo largo de noventa minutos, los dos autores mueven a los personajes como piezas de ajedrez en este cóctel perfecto -que han creado- en el que combinan de manera muy inteligente muchos de los tópicos de las relaciones de parejas, del suspense y del humor gore. El resultado es una obra realmente divertida, con la que el público empatiza rápidamente y, en la que a medida que transcurre la acción, vamos descubriendo cómo son realmente los cuatro personajes y cómo son sus relaciones de pareja. Uno de los grandes aciertos de Joan y Claramunt es que saben plasmar perfectamente la evolución de cada uno de los personajes a medida que avanza la obra y que la habitación del pánico los va poniendo a prueba. Para ello, los autores -también directores- se sirven de cuatro ases de la comedia, que dominan el género como pocos y que les han hecho el trabajo más fácil. 

Antonio Molero, fantástico, borda el papel de Edu, un buen tío que no soporta moverse en el conflicto y que, durante el encierro en el ‘Escape Room’ tendrá que mojarse aunque eso le termine salpicando.. y de qué manera. Marina San José, espléndida, brilla interpretando a la novia de Edu, Marina, una mujer muy exigente consigo misma y, también, con los demás. Licenciada en económicas, tiene un coeficiente intelectual altísimo. Marina chocará inmediatamente con los amigos de Edu, Rai y Viky. Leandro Rivera se mete en la piel de Rai, un director de cine bastante sobrado que no deja de dar consejos a todo el mundo pero que nunca se los aplica él mismo y que, además, tiene muchísimas inseguridades. Rivera se mueve como pez en el agua en la comedia y clava su papel al igual que hace Kira Miró, que interpreta a Viky, una actriz que tuvo su momento de gloria y a la que le cuesta hacerse mayor y asumir su declive. Es bastante superficial, pero tremendamente graciosa. Por último destacar también a Ferrán Carvajal que juega un papel fundamental en la historia aunque no esté físicamente sobre el escenario (y del que no vamos a avanzar spoilers). Lo dicho, los cuatro actores están estupendos, magníficamente dirigidos por Joel Joan y Héctor Claramunt, que han recreado a las mil maravillas un local de Escape Room gracias a la escenografía diseñada por Joan Sabaté.

En definitiva, ‘Escape Room’ es una comedia divertidísima, llena de ritmo, que podría convertirse perfectamente en un guión cinematográfico, y que, por supuesto, recomendamos a todos los públicos. Es una de esas comedias infalibles, con las que no hay riesgo de equivocarse, y con la que pasas un muy buen rato. 

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados:


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s