‘HEIDI, EL MUSICAL’: EL TEATRO SANPOL TRASLADA A LOS ESCENARIOS, CON GRAN ACIERTO Y UN MAGNÍFICO REPARTO, LA HISTORIA QUE CAUTIVÓ A MILLONES DE TELESPECTADORES

CALIFICACIÓN: EXCELENTE: 8

El pasado fin de semana se estrenaba en el Sanpol, ‘Heidi, el musical’, la gran apuesta de este teatro para las próximas Navidades. Un magnífico espectáculo dirigido por Natalia Jara, que cuenta con Jaume Carreras como director musical. Hasta el 4 de enero se puede disfrutar de este musical que destaca por su magnífico reparto compuesto por Ainhoa Molina -en la piel de Heidi- , Blanca Degá, Gema Bastante, Javier Ibarz, Paco Morales, Gallo Ryan, y Karmele Aranburu, maravillosa como la señorita Rottenmeier. 
193ad68e-5017-4fb2-9f0c-674a28210b10

Todo el reparto de Heidi al completo. Fotografía: Emilio Tenorio

Al Teatro Sanpol no hay reto que se le resista. Desde hace más de 35 años viene siendo el lugar de referencia para ver los mejores musicales familiares. Y, ahora, le ha llegado el turno a ‘Heidi’, un musical basado en la tierna historia de la huérfana niña que ha enamorado a millones de personas en todo el mundo. Julio Jaime Fischtel ha adaptado la novela de Johanna Spyri y nos brinda una nueva y moderna versión. Natalia Jara es la encargada de dirigir este montaje que cuenta con la música original de Jaume Carreras. El resultado es un musical  excelente, de gran calidad, que continúa la estela de todos los montajes del  Sanpol. 

Tras el enorme éxito cosechado hace unos años por el musical ‘Caperucita Roja’, el público de la sala, fiel y entusiasta donde los haya, demandaba un espectáculo en la misma línea. Y así nació ‘Heidi, el musical’, una producción de la compañía ‘La Bicicleta’, (siempre sinónimo de calidad). Jaume Carreras ha hecho un trabajo fantástico componiendo canciones pegadizas -con letras de Julio Fischtel- que funcionan a la perfección y que le van como anillo al dedo a la entrañable historia de Heidi. 

El montaje está dividido en dos partes bien diferenciadas. En la primera de ellas, la acción se desarrolla en las cumbres de los Alpes. Allí vive Heidi con su ermitaño abuelo y entabla una relación especial con Pedro ‘El cabrero’. Pronto se hacen amigos y éste le enseña a vivir en las montañas y a amar a los animales. Para poner en escena esta primera parte, Natalia Jara se apoya fundamentalmente en unas sencillas proyecciones que recrean las montañas. Unas proyecciones que nos resultan demasiado básicas dado el avance técnico que se ha producido en este apartado en los últimos tiempos, como podemos ver en otros espectáculos que se representan actualmente en la capital. A pesar de esto, la historia no decae en ningún momento gracias a las magníficas interpretaciones de todo el reparto. Destacar las escenas entre Heidi y su abuelo, la simpática relación entre la pequeña y Pedro, y la visita de Heidi a la familia del cabrero. Entrañable Karmele Aranburu dando vida a la abuela de Pedro. 

Ya en la segunda parte, Heidi se marcha a vivir a la casa de Clara y la señorita Rottenmeier. Es aquí cuando aparece la preciosa escenografía -obra de Chenchu García- que recrea con todo lujo de detalles la casa de Clara. Las cuidadas escenografías son -como todos sabéis- otro de los puntos fuertes de los musicales del Sanpol. Y, aquí, no podía ser de otra manera. Si en la primera parte, brillaban las escenas de Heidi con su abuelo y con Pedro, en esta segunda destaca la relación de la pequeña con Clara y, sobre todo, con la señorita Rottenmeier.

78248136_2691183617591342_3475694905534185472_n

Javier Ibarz y Ainhoa Molina dan vida a ‘El Abuelo’ y Heidi en este magnífico musical. Fotografía: Emilio Tenorio

Karmele Aranburu es la primera vez que colabora con el Teatro Sanpol y no podía haber tenido mejor estreno. Aranburu demuestra -una vez más- que es una grandísima actriz. Nos toca la fibra dando vida a la abuela de Pedro, y nos cautiva en la piel de la señorita Rottenmeir, regalándonos los momentos más divertidos del musical. La actriz vasca encabeza un elenco de altísima calidad que mezcla a la perfección la experiencia de veteranos actores con la frescura y la naturalidad de jóvenes intérpretes.

Ainhoa Molina ‘enamora’ a todos los espectadores interpretando a la pequeña Heidi derrochando alegría, entusiasmo y simpatía. Era vital en un musical como éste, escoger a la protagonista adecuada y, lo cierto, es que Ainhoa nos convence plenamente, ofreciéndonos una brillante actuación. Además, posee un increíble chorro de voz que, quizás, debería controlar un poco más en los agudos. Acompañan a la joven intérprete, Javier Ibarz -impecable en la piel del abuelo-,  Paco Morales (muy bien como el padre de Clara y el párroco), Blanca Degá (estupenda desdoblándose en la abuela Elisa y la interesada tía Dete). Completan el reparto Gema Bastante, -perfecta en el papel de Clara-, y Gallo Ryan, que borda el personaje de Pedro y también el de Sebastian, el mayordomo. Al igual que le sucede a Ainhoa, Ryan posee una frescura arrolladora, muchísima simpatía, y cuenta con una preciosa voz. 

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados:


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s