‘SHOCK 2 (LA TORMENTA Y LA GUERRA)’: EXTRAORDINARIO MONTAJE TEATRAL QUE ESTREMECE, DIVIERTE Y RECREA EPISODIOS CRUCIALES DE NUESTRA HISTORIA MÁS RECIENTE

 CALIFICACIÓN.- EXTRAORDINARIA: 9’5

Tras arrasar en 2020 con ‘Shock (El Cóndor y el Puma)’, Andrés Lima regresa al Teatro Valle Inclán con ‘Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)’, un extraordinario montaje que está a la misma altura que su predecesor e, incluso, que lo supera. Albert Boronat, Juan Cavestany y Juan Mayorga han acompañado a Lima en la confección de un magnífico texto que comienza en los años 80, con la revolución conservadora capitaneada en Europa por Margaret Thatcher y en EEUU por Ronald Reagan, y culmina en el primer gran shock del siglo XXI: la guerra de Irak. Antonio Durán ‘Morris’, Alba Flores, Juan Vinuesa, María Morales, Paco Ochoa, Guillermo Toledo y Natalia Hernández se desdoblan en decenas de personajes y nos deleitan con este espectacular montaje que se representa en el hasta el 13 de junio. 

No era nada fácil hacer una segunda parte de ‘Shock’ tras el éxito arrollador de crítica y público de ‘Shock (El Cóndor y el Puma)’, un montaje que arrasó y que obtuvo dos premios Max (Mejor Dirección de escena y Mejor diseño de espacio escénico) además de ser finalista en otras dos categorías: Mejor espectáculo de teatro y Mejor actor (Ernesto Alterio). Sin embargo, Andrés Lima ha superado el reto con matrícula de honor. Con ‘Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)’, no solo iguala el listón de su predecesor sino que, a nuestro juicio, lo supera. El propio Lima, junto a Albert Boronat, Juan Cavestany y Juan Mayorga, han elaborado un magnífico texto -como ocurriera en ‘Shock 1’-. Boronat y Lima se han encargado también de realizar la espléndida dramaturgia, uno de los pilares del montaje. 

Shock 2′ empieza donde acabó ‘Shock 1 (El Cóndor y el Puma)’, que arrancaba con el auge de la doctrina monetarista de Milton Friedman y sus Chicago Boys (Universidad de Chicago), y que continuaba avanzando a través de la 2ª mitad del siglo XX. Los primeros experimentos del shock económico y militar son el golpe de estado de Pinochet en Chile seguido de la Operación Cóndor en gran parte de América Latina. ‘Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)’ comienza en los años 80, con la revolución conservadora capitaneada en Europa por Margaret Thatcher y en EEUU por Ronald Reagan y culmina en el primer gran shock del siglo XXI: la guerra de Irak, guerra en la que fuimos partícipes los españoles. 

Durante dos horas y media (con un descanso de 15 minutos), ‘Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)’ pone el foco en grandes personajes que han protagonizado las últimas décadas de nuestra historia: desde el Papa Juan Pablo II a Boris Yeltsin, pasando por Deng Xiaoping, Mandela, la familia Bush, los Aznar, Rumsfeld, Cheney o Saddam, hasta llegar a Ronald Reagan o Margaret Thatcher. También el pueblo es un gran protagonista de ‘Shock 2’: el pueblo iraquí, el pueblo sirio, el pueblo americano, el pueblo español, el pueblo kurdo… Washington, Johannesburgo, Polonia, Moscú, Irak, Afganistán, los campamentos de Sabra y Chatila en Líbano, el Hotel Palestina en Bagdad o la plaza de Tiananmen en Pekín son los escenarios en los que se desarrolla el montaje. 

Una de las claves del éxito de ‘Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)’ -al igual que ocurría en la primera parte-, es el tono en el que está contado. Andrés Lima y el resto de dramaturgos tienen la habilidad de mezclar momentos muy divertidos (e incluso desternillantes) con escenas conmovedoras. Los cuatro autores combinan a la perfección el espectáculo con el teatro documental. El montaje está apoyado continuamente en imágenes y documentos reales que le dan una enorme credibilidad a la puesta en escena. Desde el potente arranque hasta el emocionante desenlace se viven momentos fascinantes como la recreación de la cena de los conservadores encabezada por Reagan y Thatcher, y otros desternillantes con la aparición de los dos Boris Yeltsin. ¡Y qué decir de la actuación de Marta Sánchez y ‘Olé olé’ en el Golfo Pérsico para animar a los tropas españolas!. Pero también se recrean escenas que estremecen como la tortura que sufre Yamila, una mujer iraquí durante la invasión del país por las tropas occidentales, o el episodio que ocurre en el ‘Hotel Palestina’, que termina trágicamente con la muerte del cámara de Telecinco, José Couso. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es shock-2-10.jpg

Como ocurriera en ‘Shock (El Cóndor y el Puma)’, Andrés Lima ha hecho un trabajo sensacional en la puesta en escena. Es increíble la atmósfera que se consigue crear a lo largo de las dos horas y media en el Teatro Valle Inclán. Para ello, Lima se ha rodeado de un sensacional grupo de profesionales empezando por Beatriz San Juan, responsable del vestuario y del espacio escénico -apartado por el que se llevó el Max por ‘Shock 1’-. El eje principal de la escenografía es una plataforma giratoria -que no para de dar vueltas- y que le da un toque muy especial al montaje. Destacar también el espléndido diseño de luces creado por Pedro Yagüe, la música y el espacio sonoro de Jaume Manresa, el diseño de sonido de Enrique Mingo, las video proyecciones de Miquel Àngel Raió -cruciales en ‘Shock’- y la caracterización de Cécile Kretschmar, también muy importante dado que los actores se transforman en decenas de personajes a lo largo de toda la función.

Uno de los puntos fuertes de ‘Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)’ es su insuperable casting. Los siete actores que componen el elenco dan un recital y demuestran un registro camaleónico extraordinario. María Morales deja patente, una vez más, que es una de las mejores actrices de la escena española y brilla dando vida a Laura Bush, Margaret Thatcher -incluso cantando- o a Yamila, la mujer iraquí que es torturada (absolutamente estremecedora). Juan Vinuesa es mejor actor cada día que pasa -y ahí están sus últimos trabajos para constatarlo-. En ‘Shock 2’ nos ha encantado ya sea interpretando a José María Aznar -genial-, a Boris Yeltsin o José Couso. Alba Flores es una de las debutantes en ‘Shock’ y lo cierto es que está estupenda en la piel de Minal, de varias mujeres árabes o interpretando a una periodista. Magnífico Paco Ochoa bordando todos y cada uno de sus personajes (Donald Rumsfeld, Tony Blair, Víctor Gao o Juan Pablo II) al igual que Antonio Duran ‘Morris’, espectacular como Carl Smith, Dick Cheney o Boris Yeltsin. Completan el reparto Guillermo Toledo, fantástico como George Bush Jr., Ronald Reagan u Osama Bin Laden, y Natalia Hernández, espléndida como Nancy Reagan, Joyce Rumsfeld, Marta Sánchez y Ana Botella. En la piel de esta última protagoniza, sin duda, uno de los momentos más coreados por los espectadores que llenan día a día la sala grande del Valle Inclán. Lo cierto es que son siete actores excepcionales que se manejan magistralmente tanto en el registro cómico como en el dramático. Todos ellos son un seguro para cualquier director y, mucho más, en un montaje tan complejo como éste.

En definitiva, ‘Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)’ es uno de los mejores montajes de la temporada. Una extraordinaria obra teatral y, por supuesto, un documento histórico necesario e imprescindible. Las entradas están prácticamente agotadas hasta el 13 de junio pero estamos convencidos de que regresará muy pronto a la cartelera madrileña. 

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados: 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s