‘LUCES DE BOHEMIA’: IMPONENTE PUESTA EN ESCENA DE SANZOL PROTAGONIZADA POR LOS ESPEJOS Y POR LA EXCELSA ACTUACIÓN DE JUAN CODINA COMO MAX ESTRELLA

CALIFICACIÓN.- EXTRAORDINARIA: 9

‘Luces de Bohemia’, en el María Guerrero, es uno de los montajes más importantes de 2018. Alfredo Sanzol pone en escena una de las cumbres del teatro español, que Valle-Inclán escribió hace casi un siglo, y que se llevó a las tablas, por vez primera, en 1970. Sanzol nos deleita con un montaje excepcional en el que brillan la espléndida escenografía de Alejandro Andújar -sustentada en espejos-, el magnífico diseño de luces y la música en directo. Juan Codina, de forma magistral, se mete en la piel del inolvidable Max Estrella, encabezando un grupo de magníficos actores formado, entre otros, por Chema Adeva, Paula Iwasaki, Jorge Kent, Jesús Noguero, Ascen López, Paco Ochoa, Natalie Pinot, Kevin de la Rosa y Ángel Ruiz. 

Sigue leyendo

‘LA RESPIRACIÓN’: SANZOL IMPREGNA DE MAGIA Y POESÍA ‘LA ABADÍA’ EN UNA EXPLOSIÓN DE AMOR SIN LÍMITES

CALIFICACIÓN.-  OBRA MAESTRA: 10

Nuria Mencía da un auténtico recital en ‘La respiración’, la nueva maravilla de Sanzol, una emocionante comedia que habla del desamor y sus dolorosas consecuencias. Gloria Muñoz, Pau Durá, Pietro Olivera, Camila Viñuela y Martiño Rivas completan el fabuloso reparto de esta obra que es, sin duda, uno de los grandes acontecimientos teatrales de 2016.
la_respiracion_escena_72

Todos los protagonistas de ‘La respiración’ con Nuria Mencía, en primer plano, a la derecha. Fotografía: Javier Naval.

¡Qué belleza acabo de ver! ¡La verdad es que me siento un auténtico privilegiado!. Muchos aseguran que va a ser la gran obra de 2016 y, eso, que todavía estamos a comienzos del año. ¡Pero no es para menos! Es imposible hablar del AMOR y el DESAMOR de una manera más precisa, más hermosa y más desgarrada, que como lo hace Sanzol en esta obra y, para más inri, en clave de comedia. De hecho, no podía haber elegido mejor título (‘La respiración’), para reflejar el angustioso estado de la protagonista de esta historia. Y es que, en muchos momentos de la vida, a todos nos cuesta respirar cuando tenemos que enfrentarnos a la terrible ‘enfermedad’ del desamor y a esos recuerdos imborrables -que hemos compartido con nuestra pareja- y que nunca volverán a repetirse.

Sigue leyendo