‘LA COARTADA’: ESPECTACULAR MARÍA CASTRO QUE REALIZA UNO DE LOS MEJORES TRABAJOS DE SU CARRERA EN UN IMPACTANTE THRILLER PSICOLÓGICO DIRIGIDO POR BERNABÉ RICO

CALIFICACIÓN.- NOTABLE: 7

En el Teatro Bellas Artes, se representa ‘La coartada’, un thriller psicológico de Christy Hall adaptado y dirigido con solvencia por Bernabé Rico. María Castro, espectacular, se mete en la piel de una mujer atormentada por su pasado que se enfrenta a sus propios demonios. Acostumbrada a verla en comedias y obras más ligeras, la actriz gallega demuestra un enorme aplomo y exhibe todas sus virtudes dramáticas en un papel lleno de aristas y cargado de complejidad. La acompañan sobre el escenario Daniel Muriel y Miguel Hermoso, ambos magníficos. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es la-coartada-el-teatrero.jpg

No es nada fácil llevar a escena un thriller psicológico. Estamos acostumbrados a ver este tipo de historias en sistema audiovisual -ya sea en cine o televisión- pero es mucho más complejo verlas representadas sobre un escenario y plasmar todo ese mundo interior de los personajes. Por tanto, en primer lugar hay que alabar el mérito y la valentía de Bernabé Rico para afrontar un reto de estas características. Él mismo tenía clara la dificultad cuando se propuso adaptar y poner en escena la obra de Christy Hall: «Esta obra supone un reto dramatúrgico: meter al espectador en la mente de la protagonista para que la acompañe a lo largo de toda la función. Para que no la juzgue sino que conviva dentro de ella. Para que entienda el por qué de unas decisiones a las que esta madre se ve abocada fruto de unas circunstancias que la superan y contra las que se rebela».

La gran protagonista de ‘La coartada’ es Ana (María Castro), una mujer divorciada, atormentada por su pasado y que está atravesando una situación límite. Ana decide pedir ayuda a su mejor amigo (Daniel Muriel) para prepararse a testificar en la que sin duda será la declaración más importante de su vida. De ella dependerá no solo la custodia de su única hija sino también su propia libertad. A lo largo de la noche, el enfrentamiento descarnado con sus propios demonios revelará hasta dónde es capaz de llegar para evitar el peor de todos sus miedos: el silencio y la soledad. 

Una de las grandes virtudes del texto es que la trama se va desvelando progresivamente a medida que nos vamos haciendo cómplices de su personaje principal. Poco a poco, la narrativa dará paso a un thriller psicológico y este a un drama romántico de creciente intriga hasta su impactante final. ‘La coartada’ está dividida claramente en dos actos de unos 35 minutos cada una. El primero aborda la minuciosa y extenuante preparación de la declaración de Ana con su mujer amigo. Y, el segundo, el encuentro de Ana con su exmarido (Miguel Hermoso). La transición de un acto a otro está resuelta de forma brillante a nivel de puesta en escena, resultando tremendamente efectista. 

Bernabé Rico, que se enfrenta a su primera obra como director, ha resuelto con solvencia la puesta en escena manteniendo la esencia del thriller psicológico durante toda la obra, apoyándose en el diseño de luces -con evidentes toques cinematográficos potenciando los primeros planos de la protagonista-, en la escenografía de Juan Sanz, en el vestuario de Pier Paolo Álvaro y en el diseño de sonido de Juan Carlos Rubio, crucial en una obra de este tipo. 

Sin duda alguna, todo el peso de la obra recae en el personaje de Ana. Por ello, era crucial encontrar una actriz que pudiera transmitir todos los matices del personaje: la locura, el miedo, la fragilidad, el dolor, la tristeza… Y, visto el resultado, nadie mejor que María Castro para encarnar a esta mujer atormentada. La actriz, a la que en los últimos años hemos visto en comedias más o menos ligeras, puede exhibir aquí todos sus registros dramáticos en un papel de múltiples aristas y lleno de complejidad. La que fuera protagonista de la mítica serie ‘Sin tetas, no hay paraíso’ nos brinda en ‘La coartada’ uno de los mejores papeles de su carrera.

La intérprete gallega, además está muy bien secundada por dos actores experimentados que bordan sus personajes. Por un lado, Daniel Muriel brilla dando vida al amigo de la protagonista, un abogado duro y férreo que intenta conseguir que Ana haga una declaración perfecta, ¡no puede faltar ningún detalle! Por su parte, Miguel Hermoso está perfecto encarnando al exmarido de la protagonista. Un personaje crucial en la trama y cuya relación con Ana nos ayudará a resolver todas las incógnitas. 

Aldo Ruiz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s