‘ESPÍA A UNA MUJER QUE SE MATA’: VERONESE DESNUDA AL ‘TÍO VANIA’ DE CHÉJOV Y LOGRA UNA OBRA MAESTRA CON UNA MEMORABLE ACTUACIÓN DE GINÉS GARCÍA MILLÁN

CALIFICACIÓN.- OBRA MAESTRA: 10

‘Espía a una mujer que se mata’ -que se representa en el Valle Inclán- es sin duda una de las OBRAS MAESTRAS de este 2017. Basándose en ‘Tío Vania’ de Chéjov, el argentino Daniel Veronese despoja de artificios la obra del genio ruso y realiza una adaptación que ya está entre las mejores que se han hecho en España de esta famosísima historia. Ginés García Millán, que nos deja para el recuerdo una monumental interpretación, está al frente de un espléndido reparto formado por Natalia Verbeke, Jorge Bosch, Pedro García de las Heras, Marina Salas, Malena Gutiérrez y una de las grandes de nuestro teatro, Susi Sánchez.

No me salen los calificativos para definir la actuación de Ginés García Millán dando vida a ‘Tío Vania’, uno de los personajes más representados en la historia del teatro. Lo que hace este hombre en la Sala Francisco Nieva es indescriptible. ¡Hay que verlo en persona para sentirlo!. Lo único que puedo confesar es que a mí me conmovió profundamente y me llegó al alma como un misil. Con permiso de Manuela Paso en ‘La función por hacer’, creo que nunca he visto llorar a nadie así en una sala de teatro. ¡Qué manera de romperse…. qué forma de llorar desconsoladamente!. Lo que marca la diferencia entre él y la mayoría de actores, es que Ginés llora DE VERDAD, lo siente de verdad y ese dolor llega al público sin trampa ni cartón, poniéndole la carne de gallina. Sus lágrimas brotaban de sus ojos y parecían salir directamente de las entrañas. Los que estábamos allí nos dimos cuenta de que aquello era MAGIA y fuimos conscientes de que el ‘Tío Vanía’ que escribió Chéjov hace más de un siglo parecía estar escrito para Ginés. Lo que ocurre en el Valle Inclán es una de esas cosas mágicas que suceden a veces en el teatro cuando actor y personaje alcanzan una comunión perfecta. Por eso la interpretación de Ginés García Millán y su descarnado ‘Tío Vanía’ serán recordados por muchos años. ¡Memorable!.

Sigue leyendo

‘INVENCIBLE’: UNA ESPLÉNDIDA PILAR CASTRO PLANTA CARA A LA GRAN MARIBEL VERDÚ EN UNA MAGNÍFICA COMEDIA DRAMÁTICA

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8’5

Tras su última experiencia teatral con ‘Los hijos de Kennedy’, Maribel Verdú regresa a las tablas con ‘Invencible’, la famosa obra de Torben Betts. Daniel Veronese dirige una magnífica comedia dramática coprotagonizada por Jorge Bosch, Jorge Calvo y una estupenda Pilar Castro.
unspecified-1

Pilar Castro (Laura) y Maribel Verdú (Emilia) en una de las escenas iniciales.

‘Invencible’ era una de las obras más esperadas de la temporada porque suponía la vuelta a los escenarios de Maribel Verdú tras más de tres años alejada de ellos. Si a eso le sumamos el brillante texto de Torben Betts -una sátira social tremendamente corrosiva-, la exquisita dirección de Veronese y el increíble reparto, lo cierto es que el resultado no podía ser mejor. Versionada al español por Jordi Galcerán, ‘Invencible’ nos cuenta la historia de una pareja de clase alta (Emilia y Julio) que se ve obligada -por la crisis- a trasladarse a un barrio de la periferia. Una vez instalados allí, deciden relacionarse con sus vecinos (Pablo y Laura), un matrimonio humilde y muy peculiar que nada tiene que ver con ellos. Emilia y Julio intentan por todos los medios adaptarse a su nuevo entorno y a sus vevinos pero, a pesar de las buenas intenciones, la convivencia acaba convirtiéndose en una auténtica pesadilla para todos. Y es que, cuando se ponen en juego las diferencias, lo que ha costado construir toda una vida se puede ir a traste en unas pocas horas. 

La obra es muy potente y está llena de situaciones rocambolescas. A medida que va avanzando la trama, los cuatro personajes se van enredando en una enorme maraña en la que un gato travieso será el desencadenante de la tragedia. Inteligentemente, Torben Betts expresa de manera salvaje y muy divertida las conductas que suelen aparecer cuando se entremezclan dos clases sociales tan diferentes e intentan llevarse bien. Partiendo de este fabuloso texto, Daniel Veronese realiza una puesta en escena sutil y elegante, dejando todo el protagonismo a los actores, y apoyándose en la escenografía de Elisa Sanz -que recrea el salón de una  casa, con un precioso jardín al fondo- y en el acertado diseño de luces de Juan Gómez Cornejo e Ion Aníbal. 

Dando vida a estas dos parejas; un reparto de lujo encabezado por la guapísima Maribel Verdú, a la que siempre es un placer ver sobre las tablas. En la piel de Emilia, esa mujer un tanto antipática, elitista, demasiado sincera y que esconde grandes traumas, Maribel acapara todas las miradas desde el principio aunque, poco a poco, el protagonismo se lo ‘roban’ sus vecinos, Jorge Calvo y Pilar Castro. Jorge Bosch -pareja de Verdú en la ficción- está magnífico interpretando a Julio, -un papel clave en el nudo de la historia- y mostrando una gran química con la la actriz.

unspecified-3

Jorge Calvo, Pilar Castro, Maribel Verdú y Jorge Bosch en una de las escenas de ‘Invencible’.

Pero son los vecinos más humildes los que se llevan la palma en ‘Invencible’. Sensacional Jorge Calvo en la piel de Pablo, un pobre hombre amante de la cerveza, aficionado a la pintura y fanático de ‘La Roja’ y de Chiquito de la Calzada. Jorge nos brinda algunos de los momentos más divertidos de la función y se mete al público en el bolsillo encarnando a ese personaje bonachón, ingenuo, simpático y que no para de hablar. Pilar Castro también brilla dando vida a Laura, un papel maravilloso, lleno de aristas y que no deja de sorprendernos en toda la obra. Al principio la vemos como la típica choni, explosiva y ordinaria, pero con el transcurso de la acción, vamos descubriendo a una mujer amargada y tremendamente infeliz. Pilar está realmente fantástica bordando todos los matices de su personaje. Por un lado, nos divierte y nos provoca carcajadas-por ejemplo, cuando se come la manzana. ¡qué manera de masticar!- pero es, en la última escena, donde Laura se desnuda completamente y nos conmueve mostrándonos sus verdaderos sentimientos. Absolutamente espléndida Pilar Castro. 

Aldo Ruiz