‘TRIGO SUCIO’ DE DAVID MAMET: GENIAL NANCHO NOVO DANDO VIDA A UN DESPRECIABLE PRODUCTOR DE CINE EN UN MAGNÍFICO MONTAJE DE JUAN CARLOS RUBIO

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8

‘Trigo sucio’, la última obra de David Mamet’, ha llegado a Madrid de la mano de Pentación. Tras su estreno en Londres, la capital de España se convierte en la segunda ciudad donde aterriza la nueva obra del prestigioso dramaturgo norteamericano. El teatro Reina Victoria acoge esta comedia negra que retrata el funcionamiento de algunos estudios de Hollywood y la figura del productor poderoso, despreciable y despiadado que comete todo tipo de abusos con tal de conseguir sus objetivos. Un personaje interpretado de forma genial por Nancho Novo, que da una lección magistral de interpretación. Completan el reparto Eva Isanta, Candela Serrat y Fernando Ramallo, todos ellos dirigidos magníficamente por Juan Carlos Rubio. 

Tras ‘Muñeca de porcelana’ y ‘La culpa’, Juan Carlos Rubio dirige la nueva obra de David Mamet, de la que Bernabé Rico se ha encargado de hacer la adaptación al español. ‘Trigo sucio’ es una historia realista, como la vida misma, que aborda, en clave de comedia negra, el funcionamiento de un estudio de Hollywood y se centra en la figura del poderoso jefe-productor que dedica su tiempo a seducir a actrices guapas, comprar a la prensa y hacer películas de nulo interés cultural. Es un ser despiadado y despreciable al que solo le importa el sexo, el poder y el dinero y comete todo tipo de abusos para lograr sus objetivos. Su vida ha transcurrido bajo este modus operandi hasta que un día, una actriz de origen ruso que está empezando su carrera, se resiste a ponerle precio a su papel en una película y le denuncia, lo que precipitará la caída del magnate hasta lo más hondo del escalafón social.

A lo largo de setenta y cinco minutos, Juan Carlos Rubio dirige con su brillantez habitual a todo el reparto (los cuatro actores están impecables) y nos ofrece una puesta en escena sencilla, muy dinámica y tremendamente eficaz. Toda la acción transcurre en el despacho del dueño del estudio (Nancho Novo) por el que van pasando los distintos personajes: la secretaria leal y su mano derecha (Eva Isanta), la joven actriz de la quiere abusar el magnate (Candela Serrat) y un prometedor guionista al que el productor toma el pelo una y otra vez (Fernando Ramallo). Curt Allen Wilmer se ha encargado de recrear a la perfección la oficina del despiadado productor, con las paredes cubiertas de carteles ficticios de películas -muy divertidos los guiños a los filmes originales- y fotografías del magnate con estrellas del cine. Además de la mesa que preside el despacho, en un lateral hay un gran sofá-cama que desempeña un papel importante en la puesta en escena, al igual que la puerta del cuarto de baño, al fondo, que permite a Juan Carlos Rubio ‘jugar’ mucho con las entradas y salidas.

Más allá de la puesta en escena, ‘Trigo sucio’ es una de esas obras sustentada en el trabajo actoral y aquí, especialmente, en la actuación de Nancho Novo, que está absolutamente genial dando vida a ese productor de Hollywood que tantas veces hemos visto reflejado en el mundo del cine. Si John Malkovich fue el elegido en Londres para encarnar a este magnate despreciable y abusivo, aquí el afortunado ha sido Nancho Novo y lo cierto es que la elección no podía haber sido más acertada. El actor vasco da una clase magistral de interpretación: su voz, sus matices, la expresión corporal, todos y cada uno de sus gestos están al servicio de una actuación espléndida. Novo borda el papel, dirigido con solvencia por Juan Carlos Rubio, y se convierte en el el principal reclamo para que nadie se pierda este montaje.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es trigo-sucio-el-teatrero.jpg
Nancho Novo está acompañado en el reparto por tres excelentes actores. Eva Isanta se mete en la piel de la secretaria fiel y leal del productor, una mujer que, en el fondo, parece estar enamorada de ese hombre despreciable que solo se acuesta con jovencitas. Isanta está fantástica ofreciéndonos un registro totalmente diferente al que estamos acostumbrados a ver en ‘La que se avecina’. Candela Serrat brilla dando vida a esa jovencísima actriz que está empezando su carrera y que denunciará al productor. En un papel que no es nada fácil, la hija de Joan Manuel Serrat nos convence y sale tremendamente airosa del cara a cara que sostiene con Nancho Novo, en una larga y magnífica escena en la que él intenta sobrepasarse y ella mantiene el tipo como puede. Completa el reparto Fernando Ramallo, impecable en un papel muy cortito pero que nos ayuda a completar el retrato despiadado del personaje de Nancho Novo. 

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s