‘RICARDO III’: ISRAEL ELEJALDE EMERGE, REGIO Y MAQUIAVÉLICO, EN LA POTENTE Y VANGUARDISTA PUESTA EN ESCENA DISEÑADA POR MIGUEL DEL ARCO

CALIFICACIÓN.- SOBRESALIENTE: 9

Hace unos días se estrenaba en el Teatro Kamikaze, ‘RICARDO III’, sin duda, uno de los montajes más impactantes que hemos visto en este 2019. Tras su aclamada adaptación de ‘HAMLET’, Del Arco vuelve a versionar -en este caso, de manera muy libre, y junto a Antonio Rojano-, otra de las obras más emblemáticas del dramaturgo inglés. Ambos nos brindan un texto corrosivo, apostando claramente por el tono de comedia, y con continúas referencias a la actualidad política y social de nuestro país. Un espléndido montaje que destaca, ante todo, por su impresionante puesta en escena y por la actuación de Israel Elajalde, soberbio en la piel del maquiavélico Ricardo III. Completan el reparto Álvaro Báguena, Chema del Barco, Alejandro Jato, Verónica Ronda, Cristóbal Suárez y Manuela Velasco. Todos ellos, fantásticos. El Teatrero te da las seis razones por las que no te puedes perder el montaje del que todo el mundo habla. 
oQ04FMUg

Israel Elejalde en primer plano junto a Álvaro Báguena. Al fondo, de izqda a derecha, Manuela Velasco, Chema del Barco y Cristóbal Suárez.

1.- ISRAEL ELEJALDE, SOBERBIO COMO RICARDO III

Una de las razones para no perderse ‘RICARDO III’ es, sin duda, por la actuación de Israel Elejalde que se sale en la piel del tirano y malvado protagonista. A Elejalde le van los retos mayúsculos y shakespearianos y, al igual que hiciera dando vida a ‘Hamlet’, aquí nos brinda una de las mejores interpretaciones de su carrera. Elejalde está inmenso en su expresión corporal, haciendo un trabajo físico extraordinario, y transmitiendo de manera magistral todos los matices y muecas de ese hombre maquiavélico y desbordante de cinismo, capaz de hacer cualquier cosa con el único fin de alcanzar el poder. El propio Elejalde ha confesado que se ha inspirado en Donald Trump para interpretar a Ricardo III… y vaya si lo consigue. Trump se queda corto al lado de su genial recreación. 

2.- UNA ADAPTACIÓN CON CONTINUAS REFERENCIAS A LA ACTUALIDAD POLÍTICA Y SOCIAL DE NUESTRO PAÍS

Por supuesto que ‘RICARDO III’ mantiene la esencia de la obra de Shakespeare pero Miguel del Arco y Antonio Rojano han hecho una versión radicalmente libre. Uno de los grandes atractivos del texto es que contiene muchísimas referencias a la actualidad política y social de nuestros días. Eso sí, sin citar a nadie… En su personalísimo retrato de ‘Ricardo III’, Miguel del Arco y Rojano no se olvidan de la exhumación de Franco ni de los múltiples casos de corrupción en España ni de los másters plagiados por algunos políticos. Las luchas de poder, el caso Villarejo, las injusticias y los intereses partidistas están muy presentes en esta adaptación de Rojano y Del Arco en la que también hay claras referencias a los safaris del rey Juan Carlos, a su amiga Corinna, incluso a los piques y desavenencias de la reina Letizia y la reina Sofia. El papel sensacionalista de los medios de comunicación y los programas de televisión también queda reflejado en una caricaturesca escena en la que se recrea, de forma muy divertida, el programa ‘Sálvame’.  

3.- EL ACUSADO TONO DE COMEDIA UTILIZADO POR ROJANO Y DEL ARCO

Uno de los rasgos más característicos de esta adaptación es su acusadísimo sentido del humor. Si ‘Ricardo III’ está considerada como una de las grandes tragedias shakespearianas, Miguel del Arco y Antonio Rojano han usado el tono de comedia corrosiva para contarnos algunos de los episodios más destacados de la obra, fundamentalmente cuando se hacen referencias y paralelismos con la actualidad. De hecho, el propio personaje de Ricardo III, interpretado por Elejalde, ya tiene en sí un toque caricaturesco y esperpéntico, aparte de lo dictador que es. A nuestro juicio, este giro a la comedia funciona muy bien a lo largo de toda la obra, bien es cierto que en algunos momentos, puede resultar un tanto excesivo. A pesar de ese acusadísimo tono de comedia -y aunque pueda sonar contradictorio-,  a nuestro juicio, son las escenas dramáticas del montaje -cargadas de muchísima fuerza- las más redondas y contundentes de ‘RICARDO III’ y le acaban robando cierto protagonismo a esa comicidad que impregna la adaptación. 

4.- PODEROSA PUESTA EN ESCENA, CON EL SELLO DE MIGUEL DEL ARCO

Una de las razones por las que nadie se debería perder ‘RICARDO III’ es por su puesta en escena. De hecho, Miguel del Arco es un maestro en este apartado y siempre nos sorprende con sus espléndidas puestas en escena, estudiadas hasta el más mínimo detalle, y siempre al hilo de la vanguardia y la innovación. Y, aquí no iba a ser menos… la puesta en escena de ‘RICARDO III’ es muy potente e impactante y, solo por eso, ya merece la pena ver este montaje. Como siempre, y en la búsqueda constante de la perfección técnica, Del Arco se ha rodeado de un extraordinario grupo de profesionales que han creado, junto a él, esta sensacional puesta en escena. Pedro Chamizo es el artífice de las video-proyecciones, que juegan un papel fundamental en el montaje. Sobresaliente el trabajo de Chamizo al igual que el de David Picazo en el diseño de luces, porque es una auténtica maravilla, sin duda, uno de los puntos fuertes de la puesta en escena. Amaya Cortaire es la diseñadora de la minimalista escenografía  (un sillón en mitad del escenario, y unas cortinas al fondo) mientras que Ana Garay ha creado el vestuario -fantástico-. No nos podemos olvidar, por supuesto, de Sandra Vicente, responsable del diseño sonoro, y de Arnau Vilá, autor de la música. Entre todos ellos, logran un espectacular montaje. 

5.- GRANDES INTERPRETACIONES DEL RESTO DEL ELENCO

Al igual que ocurriera con ‘HAMLET’, este ‘RICARDO III’ será recordado por la soberbia actuación de Israel Elajalde. Sin embargo, en este montaje también brillan el resto de compañeros del reparto. Uno de los puntos fuertes de Miguel del Arco -otro más- es la dirección de actores y, aquí, lo vuelve a dejar patente. Todos ellos están a un altísimo nivel. Manuela Velasco nos ha gustado especialmente dando vida a la reina Isabel, cuñada de Ricardo. No es lo mismo actuar en cine y en series de televisión, que sobre las tablas de un teatro y, más, interpretando a Shakespeare. Velasco sale muy airosa del reto, ofreciéndonos una magnífica actuación, tanto en el registró cómico como en el dramático. Es, precisamente en este último, donde alcanza la excelencia en su acalorada discusión con Elejalde -en la recta final de la obra-. Sin duda, una de las mejores escenas de ‘RICARDO III’ en un maravilloso duelo interpretativo entre ambos. Verónica Ronda también está fantástica interpretando a Ana, la esposa de Ricardo. Tras colaborar en ‘Ilusiones’, Ronda vuelve a trabajar con Miguel del Arco quien saca -una vez más- lo mejor de ella. Cristobal Suárez borda todos sus personajes… pero hay uno que no vamos a desvelar -para no hacer spoilers- que impacta sobre manera con esa espectacular aparición entre el patio de butacas. Completan el reparto Alejandro Jato -perfecto durante toda la obra y especialmente brillante en el monólogo final-, y dos grandísimos actores, Chema del Barco y Álvaro Báguena que, a lo largo de la función, se desdoblan en varios personajes al igual que el resto de sus compañeros de reparto, excepto Elejalde. 

hQZs6dcg

Manuela Velasco, en primer plano, e Israel Elejalde al fondo, en una de las escenas más potentes y dramáticas de toda la obra.

6.- UN MONTAJE PLAGADO DE  IMÁGENES IMPACTANTES

Miguel del Arco es un iconoclasta en toda regla y le gusta captar imágenes muy poderosas y eso se refleja en las casi dos horas que dura la función. Sería imposible escoger algunas de ellas, pero vamos a intentarlo. Pedro Chamizo y David Picazo también tienen gran parte de responsabilidad en este apartado. Nos gusta mucho el comienzo de la función y el desenlace final, con Ricardo III desfalleciendo en plena batalla con esa coreografía y las luces de neón incluidas. Israel Elejalde nos deja decenas de imágenes durante toda la obra. Solo con sus caras y muecas, y esa forma de caminar y moverse por el escenario, ya nos da una clase magistral. El discurso de Verónica Ronda, el duelo final entre Manuela Velasco y Elejalde, las originales y divertidas escenas de la infantita, Velasco derrumbada por la muerte de su hijo… Son tantas y tantas la imágenes que nos deja este ‘RICARDO III’ que lo único que podemos hacer es recomendarla absolutamente… por ésta y por las otras cinco razones mencionadas anteriormente. Estamos, sin duda, ante uno de esos montajes imprescindibles. 

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados:


 

2 comentarios en “‘RICARDO III’: ISRAEL ELEJALDE EMERGE, REGIO Y MAQUIAVÉLICO, EN LA POTENTE Y VANGUARDISTA PUESTA EN ESCENA DISEÑADA POR MIGUEL DEL ARCO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s