‘CON LO BIEN QUE ESTÁBAMOS (FERRETERÍA ESTEBAN)’: JORGE USÓN Y CARMEN BARRANTES NOS DELEITAN EN UN DELIRANTE MUSICAL CREADO POR TRONCOSO

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8

‘Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban)’ es la obra escogida por el Teatro Español para abrir su temporada. Y la elección no ha podido ser más acertada. Jorge Usón y Carmen Barrantes protagonizan un magnífico espectáculo musical que mezcla a la perfección el esperpento y el surrealismo, el delirio y la realidad, la comedia y el drama… Todo ello dirigido con la maestría de José Troncoso, uno de nuestros dramaturgos más personales que, como todos los grandes creadores, ha sido capaz de concebir un universo propio que se refleja en cada uno de sus montajes.  
Jorge Usón y Carmen Barrantes en una de las divertidas escenas que transcurren en la ferretería.

‘Con lo bien que estábamos (Ferretería Esteban)’ es, sin duda, uno de los montajes que más esperábamos este 2020 por varias razones. En primer lugar, porque es una obra escrita y dirigida por José Troncoso, un dramaturgo excepcional que ya nos maravilló con sus anteriores trabajos, ‘Las Princesas del Pacífico’ y ‘Lo nunca visto’. Y, en segundo lugar, porque está protagonizado por Jorge Usón y Carmen Barrantes, un dúo genial y con muchísima química sobre es el escenario, como ya demostraron en aquel musical extraordinario, ‘Cabaré de caricia y puntapié’. De ahí, que tuviéramos tantas expectativas depositadas en ‘Con lo bien que estábamos’. Nos moríamos de ganar por ver qué había salido de la fusión Usón-Barrantes-Troncoso. Y, tras ver el espectáculo, podemos asegurar que se trata de un montaje excelente, con grandes dosis de humor, interpretado magistralmente, y muy cuidado en su estética y en la dirección. Sin embargo, no llega a alcanzar la cota de excelencia que tenían los espectáculos antes mencionados.

Pero, vayamos por partes… Para empezar tenemos que decir que la idea original es realmente brillante. La historia está protagonizada por Estebán y Marigel, un matrimonio sin hijos que tiene una ferretería y, aparentemente, son muy felices. Llevan toda la vida juntos y todo les va muy bien. Pero un día, el Teatro llega al pueblo y Esteban deja de ser Esteban… Fascinado por la experiencia, él ya nunca volverá a ser el mismo. A partir de ese día, ‘La Música’ lo posee, literalmente, convirtiendo su vida en un grotesco musical, incomprensible a los ojos de su mujer y de ese pueblo en el que viven. Y Esteban empieza a decir la verdad cantando todo el rato, empieza a ‘cantar’ todo aquello que le ha estado oprimiendo durante toda la vida.

Esta es la sinopsis de una historia que lleva el ‘sello Troncoso’ de principio a fin. Una comedia que, en el fondo, esconde un drama. Un esperpento a lo Valle Inclán con toques de la comicidad de Mihura. El uso de los diálogos reiterativos. La espléndida dirección de actores y la cuidada dirección artística… Todos estos ingredientes y, otros muchos, confluyen en las obras de Troncoso y aquí vuelven a mostrarse en todo su esplendor. El único ‘pero’ que le podemos poner, a nuestro juicio, es que el texto no termina de ser redondo. Hay algunos flecos por pulir. Acostumbrados, quizás, a la genialidad del dramaturgo gaditano, aquí no nos encajan todas las piezas. Pero, claro, es difícil buscar la racionalidad en medio del surrealismo y el tono grotesco que encierra la obra.

A los que no se les puede ni una sola pega, sino todo lo contrario, son a Jorge Usón y Carmen Barrantes. Hace falta ser muy buen actor/actriz para salir airoso de un reto como éste. Pero ellos son dos cómicos geniales que combinan magistralmente la comedia y el drama, y que los hace ideales para el registro propuesto por Troncoso. Sus diálogos cotidianos en el día a día de la ferretería son desternillantes. Y qué decir de su forma de caminar… o de cómo bordan la evolución de sus personajes. Barrantes está fantástica dando vida a Marigel, una mujer entrañable que ve cómo, de un día para otro, su marido se va alejando de ella irremediablemente. Su momento ‘jota’ es buenísimo… Y hasta ahí podemos leer… Y si la Barrantes está estupenda, qué podemos decir de Jorge Usón. Este hombre tiene una vis cómica extraordinaria. Lo que hace durante toda la obra dando vida a Esteban es espectacular pero, su número final, ya es para quitarse el sombrero y para llorar de la risa. ¡Qué capacidad para hacer el payaso!. Su gesticulación, sus muecas y cada uno de sus movimientos -ya sean con la cabeza, con las manos o con los pies- son de auténtico genio del humor. Precisamente, una de las mejores cosas del montaje son sus grandes dosis de humor. La combinación de la gracia gaditana de Troncoso y el humor aragonés de Usón y la Barrantes es un cóctel perfecto que provoca continuas carcajadas durante toda la función.

Jorge Usón y Carmen Barrantes en la foto del cartel de la obra.

Pero Usón y Barrantes no son los únicos artistas que sobre el escenario. Les acompaña, al piano, Néstor Ballesteros que juega un papel fundamental en este montaje que no debemos olvidar que es un musical. Un musical único y muy peculiar cuya composición y dirección musical firma Mariano Marín que, como en todas y cada una de sus obras, ha hecho una trabajo magnífico.

Para concluir, señalar que la puesta en escena -como hemos dicho anteriormente- está sumamente cuidada. A Troncoso le gusta estar pendiente de cada uno de los detalles y eso es evidente. La escenografía, sencilla pero muy efectista, es obra de Juan Sebastián Domínguez, autor también del vestuario. Por su parte, David Picazo se ha encargado del diseño de luces, dejándonos imágenes realmente brillantes.

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados: 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s