‘UN BAR BAJO LA ARENA’: JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ Y ERNESTO CABALLERO ABREN EL BAÚL DE LOS RECUERDOS DEL MARÍA GUERRERO EN UN MONTAJE HERMOSÍSIMO CARGADO DE NOSTALGIA

CALIFICACIÓN.- SOBRESALIENTE: 8’8

José Ramón Fernández es el autor de uno de los textos más bonitos de lo que llevamos de año, ‘Un bar bajo la arena’, nombre que da título a un montaje que desprende nostalgia a raudales, y que se ha creado para conmemorar el 40 aniversario de la fundación del CDN. El espectáculo, que tiene lugar en la (antigua) cafetería del María Guerrero, cuenta con una espléndida puesta en escena a cargo de Ernesto Caballero. A lo largo de 1h:45′ un sinfín de actores, dramaturgos, directores, y los propios personajes de cuatro décadas de montajes, van desfilando por aquella mítica cafetería en un desfile de grandes nombres interpretados, todos ellos, por un excelente grupo de trece actores, entre los que figuran Pepe Viyuela, Isabel Dimas, Jorge Basanta, Carmen Gutiérrez, Juan Carlos Talavera, Maribel Vitar y Julián Ortega. 

Sigue leyendo

‘CÁSCARAS VACÍAS’: LAILA RIPOLL Y MAGDA LABARGA FIRMAN UNA OBRA CONMOVEDORA EN LA QUE NOS ESTREMECE LA BRUTAL ACTUACIÓN DE ÁNGELA IBAÑEZ

CALIFICACIÓN.- SOBRESALIENTE: 9

Solo quedan cinco días para ver ‘Cáscaras Vacías’ en el Teatro María Guerrero, una obra realmente emotiva, escrita y dirigida por Magda Labarda y Laila Ripoll, que rinde un hermoso homenaje a las víctimas más inocentes del nazismo. El próximo 12 de noviembre se despide este extraordinario montaje que tiene la particularidad de que sus seis  actores protagonistas tienen algún tipo de discapacidad. Sus nombres; Raúl Aguirre, Patty Bonet, David Blanco, Natalia Abascal,  Jesús Vidal y Ángela Ibañez, autora de una soberbia interpretación. 

Una habitación completamente blanca. Una bombilla cuelga del techo. A los lados, montones de ropa y cientos de zapatos se agolpan en las paredes. Se abre una gran puerta con cerrojos de acero y son introducidas seis personas a empujones -es evidente que todas tienen alguna discapacidad-. El pánico se apodera de ellos. Les delatan sus caras de miedo, de terror, de incertidumbre… Y el llanto desgarrador de Agnes (Ángela Ibañez) no para de retumbar en nuestros oídos. Ella llora y grita sin parar. Nos estremece. Y no dejará de hacerlo durante toda la función. Su dolor y el de Paul, Ronald, Lotte, Heyde y Hans también es el nuestro. Y, por supuesto, nunca podremos olvidarles al igual que al resto de víctimas inocentes del nazismo.

Sigue leyendo