EMOCIONANTES ‘HISTORIAS DE USERA’: NOSTALGIA, RISAS Y MUCHA VERDAD, MIENTRAS VEMOS LA VIDA PASAR  

CALIFICACIÓN: ÚNICA Y EXTRAORDINARIA: 10

LaZona Kubik cerrará sus puertas definitivamente el próximo 26 de junio y, hasta ese día, y para una ocasión tan significativa, no podían haber escogido una obra mejor que ésta. Dirigida por Fernando Sánchez-Cabezudo y protagonizada por Inma Cuevas y José Troncoso, entre otros, esta pieza es tremendamente especial porque en ella participan un grupo de vecinos del barrio, en cuyas vivencias se han basado dramaturgos de la talla de Alfredo Sanzol y Miguel del Arco para componer estas maravillosas ‘Historias de Usera’.
unnamed (2)

Inma Cuevas dando vida a ‘La Narcisa’ junto a uno de los vecinos de Usera

Amor y desamor, reencuentros y despedidas, ilusión y desencanto, realidad y locura, españoles y chinos, sonrisas y lágrimas… En definitiva, pequeños trozos de vida. Esto es lo que nos encontramos en estas maravillosas y emocionantes ‘Historias de Usera’ que se representan en LaZona Kubik, una obra tremendamente especial con la que la mítica sala cierra sus puertas y lo hace a lo grande.

Sigue leyendo

‘LAS PRINCESAS DEL PACÍFICO’: SUBLIMES PINCELADAS DE UN GENIO

CALIFICACIÓN.-  ABSOLUTAMENTE GENIAL: 10

‘Las Princesas del Pacífico’ es una auténtica delicatessen, una pequeña joya del teatro que nadie debería perderse. José Troncoso nos deleita dirigiendo, con maestría, una fascinante historia protagonizada por Alicia Rodriguez y Belén Ponce de León, dos actrices en estado de gracia. 

Alicia Rodriguez,  sentada en la maleta, es la tía Agustina. En el suelo, Belén Ponce de León, que interpreta a Lidia, la sobrina.

Estoy aún impresionado por lo que acabo de ver. Una de esas tremendas historias que te dejan sin palabras, una obra absolutamente increíble y extraordinaria que no para de darme vueltas en mi cabeza. ‘Las Princesas del Pacífico’ es el fidedigno retrato de la vida de dos mujeres; Agustina y Lidia, una tía y una sobrina que viven recluidas en el salón de su casa, dos seres con una única ventana al mundo: la televisión. Ahí tienen su fortín para no resultar dañadas mientras se convierten en cronistas de las desgracias ajenas. Dos mujeres, golpeadas por la vida, que se enfrentan como pueden a las miserias y avatares diarios. Dos seres tiernos y grotescos a la vez. Dos personajes excluidos de la sociedad, desterrados a un salón de tapete y crochet, que ven cómo un día todo cambia, cuando las suerte les sonríe, premiándolas con un fantástico crucero. Por primera vez en sus vidas, tía y sobrina tienen que salir de su micromundo y enfrentarse a la verdadera realidad. Entonces, ocurrirá algo que las mantendrá unidas para siempre en una de esas crónicas que engrosan los programas de sucesos, y que tanto les gustan a ellas.

Sigue leyendo