“¿QUIÉN ES EL SEÑOR SCHMITT?”: GENIAL JAVIER GUTIÉRREZ EN UN EXCELENTE MONTAJE QUE TRANSITA DE LA COMEDIA DEL ABSURDO AL THRILLER EXISTENCIALISTA

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8’5

Hasta el 10 de noviembre, en el Teatro Español se representa ‘¿Quién es el señor Schmitt?’, uno de los montajes más sugerentes de este otoño. Sebastien Thiéry es el autor de una desconcertante historia que comienza siendo una comedia del absurdo -estilo Ionesco-, para pasar después al thiller, y terminar como un drama existencialista. Sergio Peris-Mencheta dirige brillantemente un magnífico montaje protagonizado por Javier Gutiérrez -genial-, Cristina Castaño, Quique Fernández, Xabi Murua y Armando Buika. 
sr

Javier Gutiérrez y Cristina Castaño protagonizan ‘¿Quién es el Señor Schmitt?’

Juan José Carnero y su mujer Margarita cenan tranquilamente en su casa cuando, de repente, suena el teléfono. Una situación que sería de lo más normal si no fuera porque los Carnero no tienen teléfono. El interlocutor insiste en hablar con el señor Schmitt una y otra vez. Pero allí no vive nadie que se apellide Schmitt. Allí viven los señores Carnero. Todo se vuelve más desconcertante todavía cuando Juan José y Marga descubren que la puerta no se abre y que se encuentran encerrados en el interior de una casa que no es la suya. Los libros nos son sus libros, los cuadros no les pertenecen y, la ropa de sus armarios, tampoco. El pánico se apodera del ambiente y ya no hay marcha atrás. Entonces, aparece la policía, también un psiquiatra… Pero, ¿qué está ocurriendo allí? ¿Son los Carnero el señor y la señora Schmitt sin ellos saberlo? ¿Alguien sabe la verdad? ¿O acaso se han vuelto todos locos? ¿Quién es el señor Schmitt?. 

Sebastien Thiéry es el autor de esta historia desconcertante y, al mismo tiempo, fascinante- que comienza siendo una comedia en clave de humor absurdo -al más puro estilo de ‘La Cantante Calva’ de Eugene Ionesco- para terminar convirtiéndose en una especie de thriller e, incluso, en un drama existencialista. Gracias a Thiéry, el texto y los personajes transitan inteligentemente por todos estos géneros aunque, bien es cierto, que Sergio Peris-Mencheta, adaptador de la obra, se lleva más la historia al terreno de la comedia. Era una opción como otra cualquiera. Quizás, nosotros hubiéremos preferido que le diera más protagonismo al thriller o al drama, pero él ha optado por potenciar la comicidad de la historia. Y es igual de válido. Lo que no cabe duda es que, esta fórmula le funciona a las mil maravillas, como así lo demuestran las risas continuas y las carcajadas que se escuchan en el patio de butacas durante toda la función. Estas son, sin duda, el mejor termómetro para valorar la apuesta certera del dramaturgo. 

‘¿Quién es el Señor Schmitt?’ tiene diálogos y escenas memorables. Las caras de Javier Gutiérrez son oro puro. Pero es evidente que los puntos álgidos de la obra se alcanzan mayormente en las escenas cómicas. Y no es de extrañar teniendo a dos maestros de la comedia como son Javier Gutiérrez y Cristina Castaño. Ambos forman una pareja ficticia extraordinaria, transmitiendo en todo momento que son un matrimonio e irradiando una química excelente. Castaño, fantástica, se desenvuelve como pez en el agua en este terreno y así lo deja patente durante toda la función. Gutiérrez, por su parte, no solo nos deleita con su increíble vis cómica, sino que también nos cautiva cuando la trama se empieza a hacer cada vez más inquietante, y entra en terrenos pantanosos. Javier Gutiérrez -absolutamente genial- demuestra, una vez más, que es un animal escénico, sacando a relucir su infinita galería de gestos, muecas y miradas que lo han convertido en uno de los mejores actores de este país. De hecho, cuesta pensar en otro intérprete, que no sea Gutiérrez, para meterse en la piel del señor Schmitt. 

Completan el reparto Quique Fernández, muy bien desdoblándose en el policía y en el psiquiatra, Armando Buika -no desvelamos a quién interpreta para no hacer spoilers. Solo decir que su aparición es, sin duda, uno de los momentazos de la obra-. Y Xabi Murua, un grandísimo actor, cuya intervención aquí es meramente testimonial. 

Sergio Peris-Mencheta dirige el montaje con la enorme eficacia a la que nos tiene acostumbrados. Hay pocos directores en este país que tengan la brillantez y la versatilidad de este hombre, sin duda, una de las mentes más privilegiadas de nuestro teatro. Solo hay que echar la vista atrás y ver algunos de sus últimos montajes para darse cuenta de que estamos ante un director excepcional: ‘Lehman Trilogy’, ‘La Cocina’, ‘La Puerta de Al lado’ o la más lejana ‘Un trozo invisible de este mundo’, uno de los mejores montajes de la última década. En “¿Quién es el Señor Schmitt?”, Peris-Mencheta realiza un trabajo sensacional y vuelve a acertar de pleno con la puesta en escena rodeándose de un excelente grupo de profesionales. Para ello se apoya en la solvente escenografía de Curt Allen Wilmer -ganador del Max a la mejor escenografía por ‘Lehman Trilogy’- que, para la ocasión, ha recreado el salón de una casa antigua, presidido por una mesa grande. A la izquierda, el típico mueble de madera y un gran cuadro. Al fondo, la puerta principal, y a la derecha, la puerta por donde se accede a la cocina. Valentín Álvarez es el artífice del diseño de luces mientras que Elda Noriega es la encargada del vestuario. 

Una brillante puesta en escena, un texto inteligente y tremendamente inquietante, y una espléndida pareja protagonista hacen de ‘¿Quién es el Señor Schmitt?’ uno de los montajes más atractivos de la cartelera. 

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados:


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s