‘UNA ODA AL TIEMPO’: IMPRESIONANTE MARÍA PAGÉS, UNA DIOSA SOBRE EL ESCENARIO QUE NOS BRINDA UNA ODA AL ARTE

CALIFICACIÓN.- OBRA MAESTRA: 10

IMG_4103

María Pagés da un auténtico recital en ‘Una oda al tiempo’

Más de seis minutos de atronadora ovación para María Pagés y su espectáculo “Una Oda al tiempo” en los Teatros del Canal. Hacía muchísimo que no escuchábamos una ovación de tales características. Y no es para menos porque esta señora es una DIOSA sobre el escenario. A nuestro juicio, la mejor bailaora que hay en este país, sin que se molesten el resto de sus compañeros. Es increíble cómo la Pagés mueve los brazos, cómo mueve la bata de cola y cómo mueve el mantón. IMPRESIONANTE. Por no hablar de cómo toca las castañuelas o de cómo taconea. La Pagés tiene una elegancia majestuosa y ella en sí es una ODA AL ARTE, como todo el conjunto de su espectáculo. 

‘Una Oda al tiempo’ es una verdadera delicatessen. Un montaje hermosísimo, cuidado hasta el más mínimo detalle, y que cuenta una dirección artística exquisita. María Pagés nos sorprende y nos encandila de nuevo. Cuando parecía que no podía superar el espectáculo anterior, la bailaora nos impresiona con esta nueva joya en la que no solo la coreografía es extraordinaria, sino también la dramaturgia y la co-dirección de El Arbi El Harti. Pero en ‘Una Oda al tiempo’, María no está sola en escena. Ella está arropada por un magnífico cuerpo de baile y unos fantásticos músicos y cantaores. La conjunción de todos estos elementos da como resultado un espectáculo ’10’, de lo mejor que ha hecho María Pagés a lo largo de su carrera. Y mira que ha hecho cosas buenas. 

Estamos ante una propuesta de una potencia estética brutal. A lo largo de una hora y media, María Pagés y los suyos nos regalan imágenes memorables en las que el (extraordinario) diseño de luces juega un papel fundamental. Los artífices; Pau Fullana, Alfonso Ramos y Dominique You, que han hecho un trabajo sensacional potenciando cada uno de los cuadros del espectáculo. Podríamos citar decenas de imágenes que ya se nos han quedado grabadas en la retina, pero nos quedamos especialmente con esa imagen bellísima en la que todo el cuerpo de baile forma una bandada de pájaros o el número de los mantones. También nos ha encantado el cuadro del tablao flamenco -espectacular-, el de los bastones -donde la Pagés emerge como una reina, entre sombras, al final del escenario-, o los cuadros de ‘Saturno devorando a sus hijos’ y ‘Escuchando al Guérnica’, que son un auténtica maravilla. 

María Pagés lo ha vuelto a hacer. Nos ha vuelto a enamorar con esos brazos largos, -kilométricos diría yo-, que no acaban nunca y que ella mueve como nadie. En ‘Un oda al tiempo’, la bailaora -como no podía ser de otra manera- es la autora de la espléndida coreografía (marca de la casa) pero también firma la dirección musical, el diseño del vestuario y es también la codirectora del montaje junto a El Arbi El Harti. ¡Ahí es nada!. María Pagés ha vuelto a dejar patente que es la maestra entre maestros del baile flamenco y una auténtica diosa sobre el escenario  Y, así se lo recompensó el público al final del espectáculo, premiándola con una de las ovaciones más sonoras que se recuerdan en los Teatros del Canal. ¡Larga vida a María Pagés!. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s