JORGE LUCAS REVIENTA, A BASE DE RISAS Y CARCAJADAS, ‘EL CONTADOR DEL AMOR’ DE LARA DIBILDOS Y CÉSAR LUCENDO

CALIFICACIÓN.- CORRECTA: 6’5

Los martes, a las 20:30, en el Teatro Reina Victoria se representa ‘El Contador del Amor’, una comedia francesa escrita por Eric Assous y ganadora del Premio Moliére en 2010. Julián Quintanilla, adaptador entre otras de la exitosa ‘Toc Toc’, es el responsable de hacer la versión española de esta obra que dirige César Lucendo. Este último es, además, uno de los protagonistas de un fantástico reparto que completan Lara Dibildos y un divertidísimo Jorge Lucas. 

El martes pasado se estrenaba en Madrid en el Reina Victoria ‘El Contador del Amor’, una obra que reúne todos los ingredientes de las mejores comedias. Lara Dibildos sucede a Norma Ruiz y Ana Obregón -protagonistas de los dos anteriores montajes- en el papel de Diana, una mujer astuta y con la cabeza muy bien amueblada que un día, harta de las infidelidades de su marido Agustín, decide vengarse de él, pero no a cualquier precio. Su venganza será sutil y muy elegante. Poco a poco lo irá desestabilizando hasta que, finalmente, él acabará confesando todos sus pecados. 

Julián Quintanilla, con ese olfato que le caracteriza, pronto se dio cuenta del excelente material que había creado Eric Assous, y tuvo claro que tenía que hacer la versión española. En palabras del propio Quintanilla estamos ante “una comedia brillante y exquisita en la que Diana y Agustín hacen delante de nosotros, el amor y la guerra. Los espectadores seremos cómplices de una lucha fría, donde las bombas estarán bañadas en ironía y los tanques serán frases cargadas de ese humor que duele, pero que también sana. Los personajes, se pondrán al límite para intentar poner de nuevo a cero el frágil contador de su dañada relación. Y nos mostrarán, una vez más, que mantener viva la llama del amor es, quizá, la única batalla que merece ser ganada”.

En 2010, ‘El contador del amor’ ganó el premio Moliére en Francia y, desde entonces, ha cosechado un gran éxito en varios países. Al frente del montaje español se encuentra César Lucendo que, además de director, también es uno de los protagonistas de la historia. La acción se desarrolla en el apartamento de Diana (Lara Dibildos) y Agustín (Lucendo), concretamente, en una coqueta terraza. Todo comienza cuando Diana le pregunta directamente a su marido con cuántas mujeres le ha sido infiel en todos los años de su relación. Él se queda totalmente perplejo ante la pregunta, pero accede a responderle con una condición: solo si ella le confiesa también con cuántos hombres le ha puesto los cuernos. Así comienza esta Guerra de los Rose mitad francesa mitad española que César Lucendo dirige con gran solvencia.

Lucendo está fantástico dando vida a Agustín, bordando cada uno de los matices de este Don Juan empedernido, y brillando en todos los registros por los que pasa su personaje a medida que va avanzando la trama. Lo cierto es que César destaca más en la faceta interpretativa que en la de director donde él apuesta por una puesta en escena totalmente convencional. Bien es cierto que, con ese potente texto, él se decanta por la sencillez para potenciar los magníficos diálogos de Assous, pero echamos en falta un poco más de riesgo a la hora de llevar a cabo el montaje. Lara Dibildos también raya a un excelente nivel dando vida a Diana y encarnando todas las cualidades de su personaje; Guapa, elegante, seductora, provocadora, irónica, astuta…. Dibildos está especialmente divertida en una escena en la que recrea los distintos tipos de orgasmos  (fingidos) y también se muestra muy convincente en el registro dramático, cuando su personaje se pone más trascendente, ya en la recta final de la obra. 

Pero, a nuestro juicio, el clímax de ‘El Contador del Amor’ se produce con la irrupción de Jorge Lucas en escena dando vida a Claudio, el mejor amigo de Agustín. Él es un tipo deprimido, al que le acaba de dejar su mujer y se ha quedado además sin trabajo. Es reservado, bastante raro, muy noble y un poco calzonazos. Jorge está absolutamente brillante en la composición de este personaje -que es un auténtico caramelo- metiéndose al público en el bolsillo desde el minuto cero gracias a su ternura, a los hilarantes tics de su cara y a una risa contagiosa que revienta ‘El contador del Amor’ a base de las sonoras carcajadas del público. Jorge Lucas hace alarde de su enorme vis cómica y suyas son las situaciones más divertidas y los momentos más desternillantes de ‘El contador del Amor’. 

 

Aldo Ruiz

Enlaces relacionados:


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s