‘EL PADRE’: CON SOLO LA MIRADA, HÉCTOR ALTERIO NOS ENSEÑA SU ALMA

CALIFICACIÓN.- NOTABLE: 8

Es, sin duda, uno de los acontecimientos teatrales más destacados de la temporada: ver a Héctor Alterio encarnando a un entrañable anciano que va perdiendo progresivamente la memoria. El argentino da un auténtico recital sobre las tablas del Bellas Artes en un montaje dirigido por José Carlos Plaza y basado en la obra del prestigioso Florian Zeller. Hasta el 27 de noviembre se puede disfrutar de la actuación de uno de los grandes colosos de nuestro teatro. 
el_padre_3-1

Héctor Alterio nos brinda una enorme actuación dando vida a ‘El Padre’

Tiene un don extraordinario para la interpretación, para meterse en la piel de los personajes más variopintos y para encogernos el corazón. Héctor Alterio es un actor mayúsculo, uno de esos privilegiados que -con solo la mirada-, es capaz de enseñarnos su alma. En ‘El Padre’ lo vuelve a hacer deleitándonos con una actuación asombrosa, llena de verdad, de dolor y de mucha humanidad. Lo que hace este señor durante toda la obra y, concretamente, en la última escena es digno de enmarcar. Para quitarse el sombrero. 

Dando vida a Andrés, un anciano enfermo de alzheimer, Alterio nos acaricia el corazón con esos ojos inundados de luz, de vida y de miedo, mucho miedo. Es muy hermoso, a la vez que duro, poder sentir -a través de su magnética mirada-, todo lo que a Andrés se le pasa por la cabeza. Un hombre que empezó a olvidar sus recuerdos progresivamente para ir adentrándose en un largo y doloroso túnel que no tiene salida. 

elpadrebannertba

Cartel de ‘El Padre’

Héctor Alterio compone un maravilloso personaje, entrañable y divertido, que enseguida empatiza con el público y se lo lleva de calle. Al principio, Andrés es un hombre cabezón, con mucho carácter, irónico y con un gran sentido del humor. Pero, a medida que transcurre la trama, vemos cómo va envejeciendo y se va haciendo cada vez más frágil y más vulnerable. Es impresionante el trabajo interpretativo del argentino y cómo nos va mostrando ese deterioro simplemente con su actuación. Nadie mejor que Alterio para encarnar a ‘El padre’ en este espléndido texto de  Florian Zeller.

De manera brillante y muy inteligente, el autor francés no aborda la historia ahondando en el drama, sino que apuesta por una farsa trágica donde el humor y la intriga juegan un papel fundamental. Todo un acierto esta elección porque, tratándose de un tema tan delicado, era muy fácil caer en la sensiblería. Pero no es el caso. ‘El Padre’ es una obra sorprendente e inquietante, cargada de situaciones ambiguas y muchas veces contradictorias, en las que se plantean serias dudas de si lo que sucede realmente es lo que dice la familia o lo que siente el padre. Por momentos parece un thriller al más puro estilo Hitchcock. 

entradas-el-padre-florian-zeller-619x391

María González y Héctor Alterio en la útlima escena de la obra.

Con una gran maestría, Zeller nos brinda una obra apasionante y muy divertida pero al mismo tiempo, compleja y enormemente profunda. Una historia en la que hay un protagonista absoluto, Héctor Alterio, inmenso como siempre, entrañable como nunca, que inevitablemente eclipsa el montaje de José Carlos Plaza y, por supuesto, al resto del reparto compuesto por Ana Labordeta, Luis Rallo, Miguel Hermoso, Zaira Montes y María González, magnífica dando la réplica al genio argentino en la sobrecogedora escena final. 

Aldo Ruiz

 

Anuncios

3 comentarios en “‘EL PADRE’: CON SOLO LA MIRADA, HÉCTOR ALTERIO NOS ENSEÑA SU ALMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s