‘HEARTBREAK HOTEL (VANIA)’: ÁLEX RIGOLA LOGRA PLASMAR LA ESENCIA DE CHÉJOV EN UNA CAJA MÁGICA QUE DESPRENDE LUZ Y MUCHA VERDAD

CALIFICACIÓN.- SOBRESALIENTE: 9

Tras el ‘Tío Vania’ de Oriol Tarrason en el Fernán Gómez y, el más reciente de Veronese en el CDN -que llevaba por nombre ‘Espía a una mujer que se mata’-, ahora podemos disfrutar del tercer Vania en muy poco tiempo, el de Álex Rigola, que se representa en los Teatros del Canal bajo el título de ‘Heartbreak Hotel, Vania (Escenas de la vida)’. Una obra que destaca por su excepcional puesta en escena: solo 60 personas dentro de una caja de madera son testigos cada día de un montaje que destila magia por sus cuatro paredes, y que será recordado por las interpretaciones de un reparto de lujo formado por Ariadna Gil, Gonzalo Cunill, Irene Escolar y Luis Bermejo. 

‘Heartbreak Hotel’ o lo que es lo mismo la adaptación de ‘Tio Vania’ por parte de Álex Rigola es uno de los montajes que más expectación ha levantado en los últimos tiempos. Tal es así, que al poco de salir las entradas a la venta, ya se habían agotado. Hay varias razones para explicar tanta expectación; la primera es que estamos ante un reparto de esos de campanillas compuesto por cuatro grandes de nuestra escena; Ariadna Gil, Gonzalo Cunill, Irene Escolar y Luis Bermejo. ¡Ahí es nada!. El segundo motivo es porque la obra está dirigida -y también adaptada- por Álex Rigola, ex director de los Teatros del Canal, y uno de los dramaturgos más prestigiosos del momento. Y el tercer factor es que el número de espectadores por función es muy limitado; solo 60 personas pueden disfrutar cada día de la representación. Por tanto, son muy pocos los afortunados capaces de entrar en la caja mágica de Rigola y, de ahí, que volaran las entradas. 

Sigue leyendo

Anuncios