‘MEMORIA O DESIERTO’: UNA EMOCIONANTE HISTORIA CON TRES MAGNÍFICAS ACTRICES Y UN GRAN SECRETO

CALIFICACIÓN.-  SOBRESALIENTE: 9

Los Martes y miércoles, el Teatro Fígaro acoge ‘Memoria o Desierto’, la última obra escrita y dirigida por Ignasi Vidal, una espléndida historia protagonizada por tres hermanas a las que dan vida Ana Otero, Marian Aguilera y Ana Rayo.
Otero_Aguilera

Ana Otero y Marian Aguilera dan vida a Natalia y Catalina respectivamente.

‘Memoria o Desierto’ es, sin duda, una de las sorpresas más agradables de la temporada teatral. Una obra que llegó, prácticamente, sin hacer ruido al Teatro Fígaro y que se ha convertido en una de las mejores ofertas que hay ahora mismo en la cartelera madrileña. Una obra que cuenta con todos los ingredientes para cautivar y emocionar al espectador.

Escrita y dirigida brillantemente por Ignasi Vidal, ‘Memoria o Desierto’ nos cuenta la historia de tres hermanas que, tras mucho tiempo sin verse, se reúnen por un motivo muy triste; el entierro de su padre. Magdalena (Ana Rayo), la mayor de las tres, ha estado muchos años al cuidado de él, mientras que las otras dos volaron e hicieron su vida lejos de España. Natalia, la mediana, trabaja en un campamento de refugiados en Argel y Catalina, la pequeña, ejerce con éxito su carrera de medicina en Paris. Allí en el tanatorio, cuando vuelven a encontrarse, se reabrirán viejas heridas del pasado que las tiene enfrentadas y la tensión llegará al clímax cuando sale a la luz un oscuro secreto que lleva oculto muchos años.

JM_MEMORIA O DESIERTO_010316-1367

El abrazo entre Ana Rayo y Ana Otero, uno de los momentos más emotivos de la función.

Ignasi Vidal nos brinda un texto exquisito, con excelentes diálogos, llenos de verdad y con mucho sentimiento. Una historia que te atrapa desde el minuto uno, cargada de giros inesperados, que va in crescendo y que funciona como un reloj. Todo ello dirigido como suma elegancia, con extrema sencillez, sin artificios y sin apenas escenografía. La primera parte de la obra se localiza en la sala de un tanatorio donde hay un sofá y poco más. En la segunda, la acción se sitúa en la habitación de un hospital. La transición entre ambas partes es magistral, con un larguísimo fundido a negro y una hermosísima música. Me parece un momento mágico que sirve para liberar las emociones contenidas.

La interpretación es otro de los platos fuertes de ‘Memoria o Desierto’. Las tres actrices realizan un gran trabajo. Radiante Marian Aguilera dando vida a Cata, la más dulce y cariñosa de las tres hermanas. Guapísima, enfundada en un traje negro, la actriz derrocha elegancia y ternura sobre el escenario. Por el contrario, los personajes de Ana Rayo y Ana Otero son la otra cara de la moneda. Mujeres duras y frías, -aparentemente-, y menos transparentes que su hermana Cata. Las dos Anas están fantásticas en la piel de Natalia y Magdalena, dos personajes con muchas máscaras que, poco a poco, y a medida que va avanzando la trama, se irán cayendo. Sensacional la composición de sus personajes y la evolución del arco que ha construido Ignasi Vidal. Tres magníficas actrices para una emocionante historia que te llega al corazón.

 

Aldo Ruiz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s