‘ATCHÚUSSS’, EL CHÉJOV MÁS DIVERTIDO

CALIFICACIÓN.-  EXCELENTE: 8’8

‘Atchúusss’ es, sin duda, una de las propuestas más atractivas que se pueden ver estas semanas en los escenarios madrileños. Divertidísimos textos de Chéjov, cinco actores de renombre, y risas, muchísimas risas, que se convierten en carcajadas a medida que va avanzando la representación. En definitiva, humor de cinco estrellas. 
atchuusss_promo_grupo_2-900x562-770x514

De izqda a derecha: Ernesto Alterio, Adriana Ozores, Malena Alterio, Enric Benavent y F. Tejero.

Estamos acostumbrados a ver adaptaciones de las grandes obras de Chéjov. ¡Cuántas veces habremos visto ‘La Gaviota’ por ejemplo! Hace tan solo unos días el Centro Dramático Nacional realizaba una versión fallida –extremadamente larga y demasiado clásica– de ‘El Jardín de los cerezos’. Después de tres horas que se me hicieron eternas, lo tuve claro; las obras de Chéjov siempre estarán vigentes pero no a cualquier precio. Dada la cantidad de adaptaciones que se han hecho del dramaturgo ruso, lo más importante es saber escoger los textos y, por supuesto, cómo representarlos. Y ahí precisamente radica el éxito de ‘Atchúusss’. Carles Alfaro y Enric Benavent han elegido los primeros cuentos de Chéjov, los menos conocidos, y han realizado una brillante puesta en escena con un ritmo frenético y unos diálogos ágiles e hilarantes.

adriana y malena

Malena Alterio y Adriana Ozores protagonizan ‘La institutriz’.

La función se pasa volando.  Dos horas divertidísimas en las que el público no para de reír ni un solo instante debido, en su mayor parte, a las grandes interpretaciones de un elenco de lujo formado por Adriana Ozores, los hermanos Alterio, Malena y Ernesto, Fernando Tejero y el propio Enric Benavent.

La obra comienza precisamente con este último, dando vida a Dimitri, un veterano profesional  del mundo del espectáculo que se despierta en medio de un teatro abandonado y empieza a recordar su historia.  En ese momento es cuando aparecen el resto de los actores dando a los personajes de sus recuerdos -una veintena más o menos-. Mientras Dimitri relata sus vivencias,  Ernesto Alterio lo acompaña al piano. Quizás ésta sea la parte más floja de la función. Es la más emotiva  y muy bonita, pero el público, frío aún, le cuesta meterse en la historia. Bajo mi punto de vista debería ser más breve y entrar en materia lo antes posible.

Una vez transcurridos los primeros veinte minutos, la obra empieza a crecer de manera vertiginosa y se suceden, uno tras otro, los cuentos de Chéjov. ‘La petición de mano’, ‘El daño que provoca el tabaco’, ‘La institutriz’, ‘Una criatura indefensa’ y ‘El estornudo’. De este último texto precisamente viene el título de la función. Tengo que reconocer que los actores están sencillamente geniales. El teatro entero se viene abajo en repetidas ocasiones, sin parar de reír, y aplaude a rabiar en muchísimos momentos de la representación.

alterio y adriana

Adriana Ozores y Ernesto Alterio.

La escena de la pedida de mano de Fernando Tejero a Malena Alterio es  realmente sublime, y tiene momentos desternillantes. Y la de su hermano Ernesto reclamando una deuda a Adriana Ozores, con declaración de amor incluida, no le anda a la zaga. ¡Insuperables las dos!. Lo cierto es que ‘Atchúusss’ te deja muy buen sabor de boca y además tiene el trasfondo típico de las obras de Chéjov, donde se mezcla la ironía con la crítica social. Es una combinación maravillosa de momentos humorísticos con toques de la cruda realidad.

El momento álgido de la obra se produce justamente al final con una escena -de esas que marcan época- protagonizada por Ernesto Alterio, que da vida al director de un banco, Fernando Tejero, su sirviente, y una madre y una hija -más de pueblo que las amapolas-, interpretadas magistralmente por Adriana Ozores y Malena Alterio, ambas en estado de gracia. La escena es interrumpida varias veces  por las carcajadas y los aplausos de los espectadores que acaban totalmente entregados a estos cinco actores que se dejan la piel sobre las tablas de La latina, y que consiguen lo más difícil de esta profesión: hacer reír al público, y además, a carcajada limpia.

Aldo Ruiz


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s