FANTÁSTICOS MARTA ESCURÍN Y CÉSAR OLIVER EN LA DIVERTIDÍSIMA “TEORÍA Y PRÁCTICA DE LOS PRINCIPIOS MECÁNICOS DEL SEXO”

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8’2

“Teoría y práctica de los principios mecánicos del sexo” es una magnífica comedia escrita por Miguel Ángel Cárcano y dirigida por César Oliver. En ella, Marta Escurín y el propio Oliver brillan dando vida a Marta y Carlos en un reparto que completan Cristóbal Araque y una estupenda Laura Mas. 
vertic_880_0

Marta Escurín, Laura Mas, Cristóbal Araque y César Oliver, los cuatro protagonistas de esta historia.

¿Pondrías la mano en el fuego por tu pareja? ¿Piensas que la fidelidad es la base de cualquier relación? ¿Qué pasaría si tu novi@ te pusiera los cuernos?… Todas estas cuestiones y, muchas otras, las aborda de manera fantástica Miguel Ángel Cárcano en esta comedia que, además de ser muy divertida, nos invita a reflexionar en torno a asuntos que traen de cabeza a cualquier pareja. El amor, la fidelidad, el sexo e, incluso, las casualidades que nos pasan en la vida, se tratan de forma muy graciosa en “Teoría y práctica de los principios mecánicos del sexo”, una obra dirigida -con bastante solvencia- por César Oliver, en la que el público, siempre cómplice, juega un papel fundamental. Durante toda la función, los cuatro actores se dirigen constantemente a los espectadores -sin llegar a traspasar la delgada línea de la ofensa- e inteligentemente los hacen participes de todos los conflictos que se tratan en la misma. Aquí radica uno de los grandes aciertos del montaje; el público llega a ser el actor número cinco, metiéndose en la piel y en la mente de los cuatro protagonistas.

“Teoría y práctica de los principios mecánicos del sexo” nos presenta a dos parejas de amigos: Daniel y Virginia (Cristóbal Araque y Laura Mas), que viven en Barcelona y están pasando unos días en Madrid visitando a Carlos y Marta (César Oliver y Marta Escurín). Son amigos desde hace muchos años y, tras una agradable cena, Carlos se ofrece a llevar al aeropuerto a Virginia, que tiene que trabajar a primera hora del día siguiente. Su marido Daniel , mientras, se queda unos días más en Madrid. Y aquí empieza la trama; cuando los dos amigos se quedan a solas con la pareja del otro, se ponen a prueba el amor, la fidelidad y el sexo; cuestiones que en la teoría todos tenemos muy claras pero que, luego a la hora de llevarlas a la práctica, se tambalean.

César Oliver y Marta Escurín brillan en la piel de Carlos y Marta, una pareja de andaluces, muy graciosos, que llevan dos años juntos.  Carlos es un hombre bobalicón, muy divertido y mujeriego, un tipo adorable que podría enamorar a cualquier mujer. Es un personaje que recuerda mucho al ‘Joey’ de ‘Friends’ y que César Oliver borda completamente. El actor -además de director- está sembrado durante toda la obra, provocando continuamente las carcajadas del público y llevándose las grandes ovaciones de la noche. Quizás sea, de los cuatro actores, el más showman y el que más empatía despierta entre todos los espectadores.

Marta Escurín también está espléndida en la piel de Marta protagonizando, por un lado, momentos tremendamente divertidos en los que saca a relucir su enorme vis cómica y, por otro lado, brilla en el registro dramático con una escena muy emotiva en la que rompe a llorar. Lo cierto es que Marta es una todoterreno de la interpretación y aquí lo vuelve a dejar bien patente. Destacar también a Laura Mas en el papel de Virginia, estupenda durante toda la obra, y sobresaliente en la larguísima escena que comparte con César Oliver. Mención especial merece la mini-escena del acto sexual que mantienen ambos, -absolutamente desternillante-, en la que el público no para de reír a carcajada limpia. Es, sin lugar a dudas, la mejor escena de toda la función. Completa el reparto Cristóbal Araque que da vida a Daniel, probablemente el personaje más desdibujado de los cuatro. En su actuación echamos en falta un poco más de chispa y contundencia. 

Pero, quizás, lo más cuestionable de esta comedia sea su estructura narrativa. El grueso de la obra se compone de dos escenas ‘excesivamente’ largas, protagonizadas  por dos actores cada una. Pensamos que el montaje ganaría mucho, si estas escenas se fueran alternando o se dividieran, a su vez, en varias partes. También se echa en falta más interacción entre los cuatro actores, sobre todo en la parte final. Dicho esto, “Teoría y práctica de los principios mecánicos del sexo” es una obra altamente recomendable para todos los públicos -sobre todo si vas en pareja- y que nos deja con muy buen sabor de boca. Estamos ante una comedia muy ocurrente tanto en su planteamiento como en las cuestiones que se abordan y, sobre todo, tremendamente divertida. Ochenta minutos en los que no paras de reír en ningún instante. 

Aldo Ruiz

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s