‘DOS MÁS DOS’: DANIEL GUZMÁN Y MIREN IBARGUREN JUEGAN AL INTERCAMBIO DE PAREJAS CON MARÍA CASTRO Y ÁLEX BARAHONA

CALIFICACIÓN.- EXCELENTE: 8’5

‘Dos más dos” es, sin duda, una de las comedias más esperadas del año. Daniel Guzmán, Miren Ibarguren, María Castro y Álex Barahona componen un elenco de auténtico lujo que hace las delicias del público que llena a diario el Teatro de la Latina. Hasta el 10 de septiembre se puede disfrutar de esta magnífica adaptación dirigida por David Serrano y Maite Gómez Astorga que está basada en la popular película argentina del mismo nombre. 
dosdos_promo_03-900x529

Cartel de ‘Dos más Dos’. Fotografía: Javier Naval

No es de extrañar que ‘Dos más dos’ esté arrasando desde su estreno el pasado 7 de julio en el Teatro de la Latina, y es que esta obra reúne todos los ingredientes de las grandes comedias: una divertidísima historia con varios giros de tuerca, un reparto de campanillas y una excelente dirección. Precisamente, uno de los grandes de nuestro teatro, David Serrano, es quien está al frente de este montaje junto a Maite Pérez Astorga. Ambos dirigen con solvencia esta adaptación basada en la película original del mismo nombre que se convirtió en un fenómeno de masas en Argentina allá por 2012. Por si esto fuera poco, el productor -Jesús Cimarro- ha reunido a un grupo de famosísimos actores con un enorme tirón mediático y que triunfan o han triunfado en series de la pequeña pantalla. ¿Qué más de puede pedir?.

Los protagonistas de esta divertida historia son dos parejas de amigos de toda la vida; Adrián y Julieta (Guzmán e Ibarguren) y Tomás y Silvia (Barahona y Castro). Los cuatro están rondando los cuarenta y han conseguido el éxito profesional y aparentemente, también el personal. Adrián y Julieta están felizmente casados desde hace 17 años y tienen un hijo preadolescente. Tomás y Silvia, que llevan juntos diez años, han preferido, sin embargo, no casarse ni tener hijos y disfrutan de su vida en pareja los dos solos… ¿o no?. La trama se desencadena una noche de fiesta cuando Tomás y Silvia les cuentan a sus amigos que practican el intercambio de parejas y que les encantaría compartir ese juego con ellos. Lo que al principio parece una broma, acaba desestabilizando por completo a Julieta y Adrián, que se dan cuenta que llevan años sumergidos en la monotonía y que apenas tienen relaciones entre ellos.  Al ver la pasión que siguen teniendo sus amigos debido a esas prácticas, Julieta decide luchar por recuperar esa chispa con Adrián. Y para ello, entre los tres, tratarán de convencerle para que se lance a esta aventura que puede salvar su matrimonio… Pero ninguno de los cuatro es consciente de las posibles consecuencias. 

Partiendo de este genial planteamiento y del guión de la película argentina, David Serrano, Maite Pérez Astorga y Olga Iglesias nos brindan un texto plagado de diálogos divertidos e ingeniosos y situaciones muy rocambolescas. Un texto donde se abordan temas tan reconocibles como el sexo, la pasión, el amor y el deseo… temas al fin y al cabo universales que provocan continuos conflictos en las relaciones y  con los que cualquier pareja se puede sentir plenamente identificada.

Para llevar a cabo esta historia llena de enredos hacían falta cuatro actores dotados de una enorme vis cómica, y lo cierto es que el casting no ha podido ser mejor. Los cuatro elegidos están realmente fantásticos empezando por una maravillosa Miren Ibarguren, una de las mejores actrices cómicas de este país, que aquí se mete en la piel de Julieta, la mujer del personaje de Daniel Guzmán. En un registro mucho más contenido de lo que que nos tiene acostumbrados en ‘La que se avecina’, Miren se muestra radiante y siempre logra sacarnos una sonrisa. Espectacularmente vestida por Alejandra Hernández y elevada sobre unos impresionantes tacones, la actriz vasca forma una pareja genial con Daniel Guzmán y nos regalan situaciones desternillantes. 

Dos-más-dos-5

María Castro, Daniel Guzmán, Álex Barahona y Miren Ibarguren en una de las escenas más divertidas de la obra. Fotografía: Javier Naval

Daniel Guzmán está sensacional durante toda la obra y es, sin duda, el alma de ‘Dos más Dos’ dando vida a Adrián, un hombre bastante ingenuo, bonachón, tradicional y muy conservador. Siguiendo la estela de los grandes maestros de la comedia como Paco Martínez Soria, José Luis López Vázquez o Alfredo Landa que interpretaban a personajes similares a éste, Guzmán realiza un alarde de interpretación gestual. Son dignas de ver sus caras de poker, sus muecas y sus movimientos corporales cada vez que se menciona el tema del intercambio de parejas. Precisamente, lo que hace gracia de este tipo de personajes es sacarlos de su hábitat de confort y someterlos a situaciones embarazosas, como por ejemplo ocurría con Paco Martínez Soria cuando lo sacaban del pueblo y lo llevaban a la ciudad. Pues aquí lo mismo. ¡Imaginaros a ese pardillo de turno y chapado a la antigua,  en mitad de una reunión de intercambio de parejas!. En ese momento, el público se vuelve loco y las carcajadas inundan el patio de butacas… ¡Qué alegría ver otra vez a Dani Guzmán en el terreno de la comedia donde se maneja como pez en el agua!.

María Castro también brilla sobre las tablas de la Latina dando vida a la provocadora Silvia. A esta mujer no hay reto que se le resista y domina todos los registros, ya sea en el drama o en la comedia. Aquí, en la piel de Silvia, la gallega protagoniza grandes momentos pero son, sobre todo, las escenas en las que intenta seducir a Daniel Guzmán, las que más aplausos reciben por parte de los espectadores. Completa el reparto Álex Barahona, estupendo dando vida al guaperas de Tomás, ese hombre que, en el despacho de arquitectos -del que es socio junto a Adrián-, siempre permanece en un segundo plano, pero que sin embargo, en el aspecto personal, es el que se lleva la palma, siendo el tipo sexy y el que más éxito tiene con las mujeres. Tomás es el contrapunto perfecto de Adrián y, precisamente, la conjunción de estos dos perfiles tan distintos es lo que funciona como pareja cómica.

La verdad es que ‘Dos más Dos’ es una de esas obras con las que sales del teatro con muy buen sabor de boca. Durante los noventa minutos que dura, las risas y las carcajadas son constantes en el patio de butacas y los actores se dejan contagiar por ese ambiente lúdico que se crea entre el público. Es muy divertido y curioso, al mismo tiempo, observar las caras y escuchar los cuchicheos de las distintas parejas que llenan la sala ante determinadas situaciones que ocurren en escena, y la reflexión queda en el aire. ¿Quién estaría dispuesto a hacer un intercambio de parejas para romper esa monotonía que se ha adueñado de su relación en los últimos años?. ¿Es una cuestión que te podrías llegar a plantear? Para tomar una decisión firme quizás te pueda ayudar ir a ver ‘Dos más Dos’, de miércoles a domingo, en el Teatro de la Latina.

Aldo Ruiz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s