‘EL PERCUSIONISTA’ NOS HECHIZA CON LA MAGIA DE LA MÚSICA AFRICANA

CALIFICACIÓN.- EXTRAORDINARIA: 9’5

El pasado lunes 11 de julio, el Teatro del Arte acogía una de esas historias que dejan huella, ‘El Percusionista’. Un maravilloso espectáculo que combina narración, música y danza, creado y dirigido por el genial Gorsy Edú, basado en las raíces africanas del artista de Guinea Ecuatorial y en sus particulares melodías.
11891177_903724983036317_6054409499390953771_n

Gorsy Edú dirige y protagoniza ‘El Percusionista’, un maravilloso espectáculo en el ‘Teatro del Arte’.

Pocas veces en una sala de teatro se crea una atmósfera tan mágica como la vivida la pasada noche del lunes en el Teatro del Arte. El culpable: Gorsy Edú, un artista único, dotado de un carisma excepcional, capaz de hechizarnos con la emotiva historia de su abuelo, un anciano músico de Guinea Ecuatorial que instruyó a su nieto a través de la música africana transmitiéndole toda su sabiduría y la filosofía ancestral. El resultado es un viaje hermosísimo al corazón de África, a sus auténticas raíces. Un espectáculo interactivo en el que los asistentes dejan de ser unos meros espectadores para convertirse en un instrumento fundamental en la banda sonora que el artista africano compone en el Teatro del Arte. 

Con unos luminosos ojos que irradian humanidad, una cautivadora sonrisa, un enorme sentido del humor y una sencillez arrolladora, Gorsy Edú nos deleita contándonos la historia de su vida desde que era un niño y lo hace con un magnetismo tan especial que te acaba atrapando desde ese primer instante que aparece en escena tocando colosalmente la percusión. A partir de ese momento y, a lo largo de 80 minutos, Gorsy te va enredando en una espectacular tela de araña musical de la que no podrás escapar hasta el aplauso final.

10574480_688365301238954_4677069417153571817_n

Gorsy Edú

Nuestro protagonista se crió en una aldea de Guinea Ecuatorial inmerso en las tradiciones africanas. Un día, su abuelo cae enfermo y comienza a perder la visión. Entonces, el joven tiene que tomar la decisión de dejar su pueblo y emigrar a otros países en busca de dinero para poder ayudar a su abuelo. Tras dos años de peregrinaje y pasar muchas penurias, el muchacho aterriza a Europa, un mundo totalmente desconocido para él, llevando consigo únicamente el saber de su pueblo encerrado en las melodías y ritmos ancestrales. Unas canciones que Gorsy Edú nos regala en ‘El Percusionista’ y que interpreta a través de múltiples y originales instrumentos. Ochenta memorables minutos que el público recompensa con la más bonita de las melodías: una sonora ovación que aún retumba en el Teatro del Arte. Espero y deseo, de corazón, que esta fantástica obra sea programada próximamente en alguna sala de la capital. Es una joya de muchos quilates.

Aldo Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s